Científicos norteamericanos descubrieron que mantener una enzima bajo control permite que el que consume esta droga no sienta los efectos de «recompensa» que genera. También ayuda a evitar las recaídas

El estudio fue publicado por la revista especializada Nature Medicine. Según concluyó, la inhibición de la enzima ALDH-2, que el cuerpo produce naturalmente, sería efectiva para el tratamiento y rehabilitación de los adictos a la cocaína.

La ALDH-2 (aldehído deshidrogenasa-2) tiene la capacidad de reducir el nivel de acetaldehído, que es una molécula que se acumula con el consumo de alcohol y lleva al bebedor a sentir los síntomas de la resaca.

Los científicos norteamericanos a cargo de este nuevo estudio descubrieron que un inhibidor de la ALDH-2 llevó a las ratas a consumir menos cocaína, debido a que actuó directamente sobre la dopamina y redujo su producción y liberación. Esta molécula es crucial para que el adicto sienta efectos de “recompensa” cada vez que consume tanto ésta como otras sustancias o psicofármacos.

Se comprobó también que este inhibidor ayuda a prevenir futuras recaídas cuando el paciente se encuentra en período de rehabilitación. Debido a que ésta es tan peligrosa como la adicción original, los investigadores recomendaron continuar con los experimentos para desentrañar todo el potencial terapéutico de este inhibidor y elaborar un posible tratamiento efectivo para los cocainómanos, publicó hoy el diario El Día de La Plata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here