El Ministro de Economía Amado Boudou señaló hoy que el default «fue un episodio triste de la historia económica argentina» y que, tras las negociaciones del 2005 y de este año, se llegó a un 92,4% de aceptación, lo que indica que «la gran mayoría aceptó la renegociación de la deuda». El funcionario dijo que la Argentina quiere negociar también con el Club de París, pero que no aceptará condicionalidades por parte del FMI.

El funcionario consideró que el default declarado a fines de 2001 «fue un episodio triste de la historia económica argentina» pero recordó que «se había llegado a un nivel de endeudamiento que no podía soportarse».

En ese sentido, afirmó que «a partir del 2003 empieza a remontarse esa cuesta y en 2005 se renegocia por primera vez una deuda con quita».

Boudou recordó que el número general del 92,4% indica que «la gran mayoría aceptó la renegociación de la deuda» y «significa que está regularizada la deuda externa argentina, que van a cesar los embargos contra nuestro país, significa que empieza a regularizarse la relación con los mercados internacionales y que va a haber una ampliación del crédito».

A raíz de eso, el ministro de Economía dijo que la renegociación «le da una nueva perspectiva a todo el tratamiento judicial en los tribunales de los Estados Unidos» y aseguró que «la renegociación de la deuda ha tenido un consenso entre los propios acreedores».

El funcionario se refirió también a la negociación con el Club de París señalando que «venimos trabajando en algunas líneas, pero no implicará de ninguna manera tener condicionalidades del FMI».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here