El delantero de River, Radamel Falcao, fue el único futbolista que esbozó en el aeropuerto de Asunción la desazón del plantel después de la eliminación en la Copa Libertadores de América, al perder frente a Nacional de Paraguay.

«Todos sentimos dolor por lo que sucedió. Esto duele, pero ahora viene un partido importante que tenemos que ganar para escalar posiciones en el campeonato”, aseguró Falcao antes de retornar a Buenos Aires.

Más allá del dolor por la despedida del certamen continental, el colombiano se puso frío para analizar las alternativas de la derrota frente al equipo guaraní.

“Cuando se consiguió el gol, el resultado nos favorecía y no lo pudimos sostener. No concretamos las oportunidades que tuvimos y nada más”, concluyó.

(Telam)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here