Durante una excavación en África descubrieron un criadero de dinosaurios que data de hace ya más de 190 millones de años convirtiéndose así, en el más antiguo hallado hasta el momento. Este increíble hallazgo del criadero del prosaurópodo Massospondylus, posibilitó a los especialistas sostener que las crías se quedaban en el sitio de anidación hasta por lo menos doblar su tamaño. Dentro del criadero había por lo menos diez nidos con 34 huevos cada uno, y de acuerdo a la ubicación en la que estaban colocados, se pudo afirmar que los dinosaurios solían regresar varias veces al nido, comportamiento conocido como «fidelidad al nido», y que lo más probable es que se hayan reunido en grupos para depositar los huevos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here