El presidente de Vélez Sarsfield, Miguel Calello, afirmó que se siente «sorprendido porque Ricardo Gareca haya dicho que antes su contrato se resolvía en una reunión y ahora se necesitan más», porque él «siempre» estuvo presente «en las dos renovaciones anteriores y nunca fue así».

«Me sorprendió que Gareca dijera que antes la renovación de su contrato se arreglaba en la primera reunión y ahora se estaba dilatando mucho, cuando yo estuve presente en las que se realizaron en 2009 y 2010 porque era quien estaba a cargo del fútbol profesional y nunca fue así», remarcó Calello en una entrevista con el programa radial Deportivo Télam.

«En la reunión de anteayer, en la que además estuvieron presentes el ex presidente, Fernando Raffaini, y el director deportivo, Cristian Bassedas, se pusieron cuatro temas sobre la mesa. Y en el económico, Gareca debe comprender que las condiciones cambiaron porque él se fue cotizando a medida que pasaron los años y entonces el arreglo debe ser distinto», advirtió.

El sucesor de Raffaini en la titularidad del club de Liniers indicó que los «otros tres temas que se trataron fueron los de los refuerzos, la renovación del resto del cuerpo técnico y la próxima temporada».

«En cuanto a ventas, le aclaramos a Ricardo que en diciembre no se iría nadie, a menos que llegue una oferta a la que no se le pueda decir que no, pero debe ser invariablemente superior a los 10 millones de dólares», aclaró.

«Y en cuanto a lo que él dice de la salida de Ricardo Alvarez, Santiago Silva y Maximiliano Moralez, si ponemos como ejemplo este último caso, Gareca ya sabía que lo íbamos a vender desde enero de este año», resaltó.

Al transitar por el tema de los refuerzos, Calello explicó que salvo «esta temporada en que se trajeron a dos chicos con proyección como Francisco Cerro y Jonathan Ramírez, en los años anteriores siempre se realizaron incorporaciones de jugadores con trayectoria».

«Pero Ricardo debe entender tanto como el hincha, que no es sencillo realizar incorporaciones como las que pretendemos, en este caso un mediapunta y un delantero de área, con un mercado en el que se negocia en pesos y todos buscan lo mismo», puntualizó.

«Por eso no me gusta cuando la gente me pide que rompa el chanchito porque vendimos muy bien a `Ricky` Alvarez. Lo que no saben los hinchas es que todavía no cobramos ni como es el arreglo a futuro», avisó.

El titular velezano precisó que si Alvarez «juega 80 partidos en el Inter, automáticamente Vélez percibirá 1.000.000 de euros.

Este arreglo lo hicimos pensando en lo que sucedió con Javier Zanetti, que llegó a ese club italiano aparentemente de paso y después se quedó 15 años».

«Pero estoy convencido que con el plantel que tenemos, más dos refuerzos, podemos pelear la Copa Libertadores. Yo pensé que la ganábamos este año y se lo dije a Bassedas el día que llegamos a semifinales y se habían caído varios equipos brasileños, pero después Santiago Silva falló aquel penal con Peñarol y todo se vino abajo», recordó.

«Y a propósito de Cristian, costó convencerlo para que siguiera, pero después de la última reunión en un bar de Devoto, en el que si alguno me vio salir y observó lo mal que estaba, seguro que hubiese pensado en el final de la relación, se ve que le metí tantas fichas que al final decidió seguir», comentó.

Y en cuanto a nombres propios para incorporar, resaltó que Federico Insúa «ya estuvo a punto de venir en la temporada anterior, pero ahora forma parte de una docena de nombres sugeridos», mientras que para el regreso de Silva «hará falta un cruce cara a cara con su representante, Pablo Betancourt, para aclarar muchas cosas sobre su actuación en la venta a Fiorentina».

«El día que Santiago dijo que los dirigentes nos habíamos dormido y por eso no logramos retenerlo, yo lo llamé muy caliente y él me pasó con Betancourt, a quien le dije todo lo que pensaba de él, pero lo que quiero es hacerlo personalmente, porque si de algo no me podrán acusar nunca es de hacer las cosas por atrás», disparó.

«Pero más allá de eso, lo que queremos para 2012 es andar bien en el torneo local y dar pelea en la Copa Libertadores, algo que es un deseo generalizado», auguró.

Finalmente Calello terminó fijando postura en representación de Vélez respecto de los «campeonatos largos. Nosotros somos partidarios de los torneos cortos, pero si van a cambiar, que se jueguen con 20 equipos como ahora, ya que aquel proyecto de los 38 no tiene sentido».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here