desocupacion_resize1La tasa de desempleo en la Argentina creció por tercer trimestre consecutivo, según la medición oficial. Representa un avance de 1,3 puntos porcentuales respecto del mismo lapso del año anterior

La tasa de desocupación ascendió en el tercer trimestre a 9,1% de la población económicamente activa en los 31 aglomerados urbanos del país, lo que representa un avance de 1,3 puntos con relación al mismo período del año pasado cuando había sido de 7,8%, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, la subocupación subió a 10,6%, desde 9,2% que se había registrado en el tercer trimestre de 2008.

La Encuesta Permanente de Hogares detectó un salto de tres décimas de punto porcentual en comparación con el trimestre previo.

El aumento del desempleo fue consecuencia tanto de la disminución de la tasa de empleo, como del leve aumento de la oferta de personas que salió al mercado de trabajo en busca de un ingreso para paliar los efectos de la retracción económica, en comparación con un año antes.

Para el Indec no se destruyeron puestos
Paradojalmente, pese a la señalada retracción de la tasa de empelo y consecuente aumento de la tasa de desocupación, en términos de personas involucradas de los datos oficiales se desprende que tanto en los tres meses, como en la comparación con similar período de 2008 la economía generó 49.911 puestos en el primer caso y 29.054 en el segundo.

De ahí surge que pese a la severa retracción de la actividad, que las consultoras privadas ubican en más de 5%, en contraste con el anticipo oficial que detectó un modesto aumento de 0,3%, para el Indec el determinante del aumento de la tasa de desempleo se origina en la expansión de la oferta de trabajadores en más 92.000 personas en el trimestre y de casi 195.000 frente a un año antes.

Esos valores resultan más marcados cuando se los extrapola al total del país, sobre una población urbana de 36,3 millones. En este caso, se llega a un total de personas sin trabajo, pese que buscan activamente un empleo, de casi 1,5 millones, acusando sendos aumentos de 61 mil y 281 mil en el trimestre y año, respectivamente.

Si se agrega al total de subocupados que estima el Indec, se llega a una masa de más de 3 millones de personas que no satisfacen sus aspiraciones de acceder a un empleo pleno.

Sin duda, esos números serán observados por los especialistas en temas laborales, no sólo por la incompatibilidad de crecimiento del empleo en recesión, sino porque también luce inconsistente con las útlimas medidas que adoptó el Gobierno de establecer una Asignación Universal para la Niñez, para revertir el severo deterioro del cuadro social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here