Este viaje significará además un importante logro en materia de política exterior para el país -según lo definió el Gobierno- ya que Argentina será elegida para conducir el G-77, que nuclea a los países en vías de desarrollo dentro del organismo multilateral.

Cristina partió anoche rumbo a Nueva York a bordo del Tango 01, acompañada por una nutrida comitiva integrada por el ex presidente y secretario general de la Unasur, Néstor Kirchner; el ministro de Economía, Amado Boudou; y los gobernadores de Entre Ríos, Sergio Urribarri; y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.

También abordaron el avión presidencial -que arribará al aeropuerto John F. Kennedy cerca de las 8 de la mañana (una hora menos en Buenos Aires- el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini; el presidente provisional del Senado, José Pampuro; el asesor de Kirchner en el bloque regional, Juan Manuel Abal Medina; los diputados José María Díaz Bancalari y María Teresa García, y las senadoras Roxana Latorre y Elena Mercedes Corregido.

Aquí los esperará el canciller Héctor Timerman, quien se encuentra desde el lunes en esta ciudad desarrollando una intensa y abultada agenda con encuentros bilaterales y multilaterales.

La actividad de Cristina se iniciará a las 12.30 en el edificio de Naciones Unidas, donde la Presidenta mantendrá su primera reunión bilateral de este viaje con su par de Turquía, Abdullah Gül, cuyo país ejerce la titularidad del Consejo de Seguridad.

Luego en el mismo escenario, cuyas zonas aledañas se encuentran fuertemente custodiadas y de difícil acceso para curiosos (más aún que en años anteriores), Cristina participará de un almuerzo que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ofrecerá a las delegaciones de los países que participan de la Asamblea General.

Finalizada la comida, la jefa de Estado tendrá una nueva bilateral, esta vez con el rey de Marruecos, Mohamed VI.

Según lo previsto, la primera jornada de la agenda presidencial concluirá a las 19.30 con la recepción que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofrecerá a los mandatarios y líderes mundiales, en el American Museum of Natural History.

En tanto, el viernes Cristina abrirá el segundo día de las intervenciones de los presidentes en la ONU, donde se espera que brinde su discurso alrededor de las 11.30 (12.30 en Argentina).

Allí se espera que la Presidenta renueve el reclamo por la soberanía de las Malvinas, llame nuevamente a la reformulación de los organismos internacionales y también reitere su pedido a Irán para que colabore con la investigación del atentado a la AMIA.

Como en anteriores oportunidades, acompañará a la primera mandataria una delegación de la comunidad judía integrada por Aldo Donzis, presidente de la DAIA; y Sergio Burstein, en representación de los familiares de víctimas del ataque.

En el marco de su visita oficial, que se extenderá hasta el martes próximo, Cristina visitará el lunes la sede del New York Stock Exchange (NYSE) y luego participará de un encuentro con altos ejecutivos de empresas miembro del «Council of the Americas», que se llevará a cabo en el Hotel Four Seasons.

Ese día, además, la Presidenta mantendrá una audiencia con el secretario general de la ONU, en la sede del organismo.

El punto más destacado del viaje se concretará el martes, cuando se votará la elección de Argentina al frente del G-77 más China.

En el marco de ese paso formal, en el que por primera vez nuestro país, que también integra el G-20, pasará a ser líder de ese foro internacional a partir de 2011, Cristina hablará ante sus pares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here