Diputados aceptó las modificaciones que propuso el Senado y el directorio tendrá 5 representantes. Además se aprobó un proyecto para salvar la situación de quienes tienen acciones “clase B” de Obras Sanitarias.

La Cámara Baja aceptó las modificaciones que en Senadores se le hicieron al proyecto de ley que crea la empresa Aguas y Saneamiento Mendoza que remplazará a OSM.

Los cambios que introdujo el Senado especificaban la disminución de miembros del directorio a 5 en lugar de 7 como propuso la Cámara de Diputados.

Además del director, tres de los miembros serán designados por el Gobernador y uno representará a los trabajadores de AySAM.

También se aprobó la modificación introducida en la Cámara Alta que refería a la cantidad de personal y la empresa de aguas estatal tendrá, cada 1.000 conexiones de agua, 3,13 empleados.
Las modificaciones del Senado fueron aceptadas por todos los bloque con excepción del Partido Demócrata y el que conduce Luís Orbelli (PJ Unipersonal).

Desde Consenso Federal, el diputado Alexandre Maza adelantó la aceptación del texto y además opinó que, durante este año se realizarán nuevos aportes a la empresa desde la Legislatura.
Raúl Vicchi también expuso que el bloque de la Unión Cívica Radical apoyaría las modificaciones. Ricardo Puga (PIM) votó a favor, pero aclaró que, a su entender, los partidos políticos opositores con representación parlamentaria deberían tener representación en el directorio.
Darío Casado (Eje Peronista) también manifestó que su bloque aceptaría la sanción del Senado.

Soluciones para dueños de acciones “clase B”

Además de la creación de AySAM, Diputados convirtió en ley otro proyecto que servirá como herramienta para remediar la situación de ex empleados de Obras Sanitarias Mendoza poseedores de acciones “clase B”.

Según el texto sancionado “el Poder Ejecutivo establecerá un mecanismo de resolución de la situación de los accionistas integrantes del Programa de Propiedad Participada” de OSM.
Este proyecto hace referencia a quienes son poseedores de acciones clase B que “no han tenido continuidad laboral” en la empresa y que no sean incorporados al Programa de Aguas y Saneamiento Mendoza.

Para el titular del bloque justicialista, Carlos Bianchinelli, con esta iniciativa se lleva a cabo un “acto de justicia” con los trabajadores de OSM que poseen acciones “B”. Además, el diputado adelantó que la medida tiene el apoyo del Poder Ejecutivo.

Desde la UCR José Barrigón opinó que los trabajadores no pueden pagar los “errores” cometidos por administradores y concesionarios de Obras Sanitarias.

Hugo Babolené, del bloque demócrata, expresó su apoyo a la “herramienta que habilitamos para solucionar el problema de los empleados”.

Luís Petri (Con Fe) opinó que los trabajadores “fueron entusiasmados con la participación pero no tuvieron participación en las ganancias” y por esto su bloque prestaría apoyo a la norma.

Desde Proyecto Independiente Mendoza, Ricardo Puga expresó que “el vaciamiento constante de la empresa” causó que las acciones perdieran valor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here