Murió un Gendarme asfixiado por monóxido de carbono

Un gendarme de 20 años fue hallado muerto en una casa de la comuna mendocina de Uspallata, donde vivía sólo, presuntamente intoxicado con monóxido de carbono, informaron fuentes policiales.

Voceros de la fuerza indicaron que el joven no se presentó hoy a su puesto en el escuadrón 27 de Punta de Vacas, a pocos kilómetros del límite con Chile, por lo que dos de sus compañeros fueron hasta su casa esta tarde.

Como nadie respondía los llamados, ingresaron a la vivienda y lo encontraron muerto, en una habitación en la que había un fuerte olor a gas.

Los médicos constataron que el joven, de apellido Medina y oriundo del norte argentino, habría fallecido por «inhalación de monóxido de carbono», por lo que además de la intervención policial tomó parte de la investigación la fiscalía que depende de la justicia provincial.

(MendozaOpina)