cristina-alfombra-235La Presidenta inauguró una nueva planta de Kalpakian, aseguró que no va a tomar «una sola medida que no signifique proteger y crear más trabajo para los argentinos» y consideró que “hay que aprovechar esta crisis”. Además, llamó a “desarrollar un país con una poderosa industria nacional, un fuerte empresariado y sindicatos poderosos».

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó ayer en La Rioja que la «obsesión» del gobierno nacional apunta a dedicar «cada momento, cada minuto de gestión, a pensar cómo hacer para generar más trabajo, más actividad económica».

«Es lo que deben hacer todos los gobernantes: ocuparse de las cosas cotidianas para que los argentinos puedan vivir mejor, mucho mejor que en los últimos tiempos, como lo hemos hecho en estos seis años», agregó.

Cristina viajó a La Rioja para inaugurar la nueva planta industrial de la fábrica de alfombras Kalpakián, y destacó que esta firma, de capitales nacionales, avanzó en el agregado de valor a los recursos «como todos los sectores de la economía y el trabajo deberían hacer».

«Esta fábrica trabaja para ampliar no sólo su mercado interno sino también para exportar y agregar valor a la lana. Incluso estamos vendiendo alfombras de lana a Australia, que ya es como venderle naranjas a Paraguay o bananas a Brasil», se sorprendió.

Junto al gobernador Beder Herrera, la presidenta agregó que el país dejó de «exportar lana sucia» y avanzó en el lavado, hilado y su tejido, en este caso como alfombra, «para colocar en todo el mundo».

«Eso es lo que queremos en todas actividades, generar una sustitución de importaciones y tenemos que aprovechar esta crisis», sostuvo.

También elogió el caso de la fábrica Ritex, que había visitado minutos antes que Kalpakián, una hilandería, tejeduría y tintorería que «abarca el proceso completo del algodón, en una provincia que industrializa el 30 por ciento del algodón del país».

«Esta presidenta no va a tomar una sola medida que no signifique proteger o crear más trabajo para todos los argentinos», afirmó y recordó que «las políticas activas para la industria textil y el calzado, en vistas a su exportación, ha recibido fuertes críticas de algunos medios».

Instó a «entender el rol del gobierno y el Estado para defender el trabajo argentino, y sobre todo hacerlo en esta crisis» y destacó que «en el peor momento, cuando se esperaban despidos masivos y cierre de fábricas, en Argentina se mantuvo el mercado interno, con políticas activas de defensa de cada puesto de trabajo».

«Y lo vamos a seguir haciendo en todo el país, para volver a ser lo que fuimos en la década del 50, la economía más importante de Latinoamérica», agregó.

Dijo que así como definió a la pasada como «semana de la energía», por las inauguraciones que encabezó en todo el país en el sector, «esta es la semana de los trabajadores y los empresarios».

En ese sentido repasó su visita a Ensenada, donde YPF anunció una inversión mayor a los 340 millones de dólares en una nueva refinería, y luego su presencia en el moderno hotel del gremio La Fraternidad, que posee más de 90 habitaciones.

«Los trenes están andando de nuevo en Argentina» afirmó al recordar la campana de largada para ramales en Salta, Tucumán, Córdoba, Chaco, provincia de Buenos Aires y La Pampa, y anticipó que hoy concurrirá a un astillero para botar «una importante nave en el Delta», y anunciar la fabricación en el país de chapa para construir barcos que hoy se importa.

«Le digo al empresariado argentino que apueste con fe y optimismo a invertir en el país, para a sostener su mercado interno y profundizar el agregado de valor a los recursos naturales», sostuvo.

Asimismo felicitó al gobernador Herrera por el registro en su provincia de índices de desocupación por debajo de la media nacional y ostentar también un crecimiento de las exportaciones del 190 por ciento.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here