El abogado constitucionalista Eduardo Barcesat, junto a su par Roberto Boico, presentaron un pedido de impugnación ante la justicia porteña a la candidatura a la reelección del jefe de Gobierno Mauricio Macri.

El argumento central es que el titular comunal se encuentra procesado, y el artículo 57 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires establece textualmente que “nadie puede ser designado en la función pública cuando se encuentra procesado por un delito doloso en perjuicio de la Administración pública. El funcionario que fuese condenado por sentencia firme por delito contra la Administración, será separado sin más trámite».

“Como yo no soy candidato, y quienes me acompañan tampoco, hicimos la presentación nosotros para que no sea lea como parte de la contienda electoral”, señaló Barcesat en diálogo con CN23.

Consultado sobre la estrategia de victimización que podría aplicar el jefe de gobierno ante esta situación, el letrado sostuvo: “Esta cláusula no se inventó para Macri, se inventó para mejorar la ética pública y la institucionalidad en la Ciudad. Si uno pone algo en la Constitución, no es para que este en la vidriera: es para que se aplique”.

En una presentación de 19 carillas efectuada esta mañana ante el Tribunal Superior de Justicia (el máximo órgano judicial en el ámbito de la Ciudad), el constitucionalista hizo referencia a la calidad de procesado que tiene Macri en la causa que lleva adelante el juez Norberto Oyarbide por las escuchas telefónicas ilegales, en una medida que fue confirmada por la Cámara Federal.

“Tal y como taxativamente establece el primer párrafo del artículo 57 de la Constitucaión de la Ciudad, Macri se halla en situación de inhabilidad para ser designado, tras la compulsa electoral, como jefe de gobierno de esta ciudad”, declaró el letrado al anunciar el pedido que haría la Justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here