Carrizo: “Yo sigo muy tranquilo conmigo mismo”

Bienaventurados los que están en el fondo del pozo, porque de allí en adelante sólo cabe ir mejorando. La frase de Joan Manuel Serrat resume en parte el tremendo momento de Juan Pablo Carrizo, arquero símbolo de River pero atrapado en una mala racha que sufre todo su equipo. Luego de consumado el 1-1 ante San Lorenzo, mostró su personalidad y aseguró que se siente “tranquilo”.

“Yo sigo muy tranquilo conmigo mismo. He cometido errores como muchas veces también he salvado partidos”, afirmó ante la consulta de la TV Pública. Aunque agregó: “Le pido disculpas al público”.

Carrizo trató de encontrar una justificación al gol del visitante, un remate de Ferrari de muy larga distancia que se le escurrió entre las manos. “Cuando me doy cuenta me queda muy arriba”, explicó, aunque sabía que no alcanzaba para el consuelo de los hinchas.

Al doloroso empate se agrega que sólo quedan cuatro fechas, River no puede salir de la zona de Promoción y en la próxima fecha espera Olimpo en Bahía Blanca. Un partido clave. “Se nos está haciendo difícil”, admitió Carrizo. Y agregó: “Quedan cuatro fechas en las que trataremos de hacer las cosas lo mejor posible”.

El final fue triste. El arquero se fue insultado desde las mismas tribunas donde hasta hace muy poco lo idolatraban. Se fue besando la camiseta de River, el mismo club que lo vio nacer y que ahora sufre su triste momento futbolístico.