Al menos nueve personas murieron este sábado en Siria durante los funerales de los manifestantes antigubernamentales que fallecieron durante los enfrentamientos registrados el viernes en ese país.

Testigos señalaron que las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra las personas que se reunían para tomar parte en los funerales en los suburbios de Damasco y cerca de Ezra, en el sur del país.

Se informó sobre decenas de miles de personas que cantaban en favor del derrocamiento del gobierno sirio.

La violencia registrada este viernes se produjo un día después de que el presidente Bashar al Asad derogara la ley de emergencia.

Además, se informó de la muerte de más de 70 personas durante la jornada de protestas, llevada a cabo después de las oraciones del viernes.

Los enfrentamientos recibieron una fuerte condena de la comunidad internacional. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acusó a Siria del uso «atroz» de la fuerza.

Entre tanto, la agencia estatal de noticias siria informó sobre un número limitado de protestas en algunas provincias y describió la violencia como producto de bandas criminales armadas.

Decenas de miles de personas asistieron este sábado a los funerales en la capital, Damasco, y en el pueblo de Izraa, donde gritaron consignas pidiendo el derrocamiento del régimen, señalaron testigos a la agencia de noticias Reuters.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here