Las autoridades dispusieron una zona de exclusión de 20 kilómetros en torno a la planta, a la que nadie podrá ingresar a menos que cuente con un permiso especial. Hasta ahora los evacuados regresaban a buscar pertenencias.

Japón creó una zona de exclusión permanente de 20 kilómetros de radio alrededor de la central nuclear de Fukushima para impedir que decenas de miles de residentes regresen a sus hogares evacuados. El primer ministro Naoto Kan aclaró, durante una visita a la zona, que nadie puede ingresar al área restringida sin un permiso estatal.

El gobierno ya había declarado previamente al territorio zona de evacuación y, a pesar de ello, muchos habitantes regresaban a la zona para buscar sus pertenencias. Esto está a partir de ahora estrictamente prohibido, salvo si se tiene un permiso especial. La regulación entró en vigor en la medianoche de ayer, según anunció el ministro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here