Ni traición ni renuncia. El vicepresidente Julio Cobos  ratificó que pese a las presiones no renunciará a su cargo y dijo que “no traicionó” los principios de mayor institucionalidad y consensos que prometió la fórmula que compartió con Cristina Kirchner en las elecciones de 2007.

«Uno no tiene derecho a renunciar», advirtió Cobos en un mensaje a la Casa Rosada, por las denuncias penales y el pedido de juicio político en su contra.

El vicepresidente concedió un reportaje al diario El Liberal, de Santiago del Estero, un día después de que la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, lo denunciara penalmente y pidiera a la Cámara de Diputados su juicio político por la presunta «comisión de delito en el ejercicio de sus funciones».

«Si alguien interpreta que éste no es el rol del vicepresidente, que tiene que actuar con obediencia debida de todo lo que viene del Poder Ejecutivo, que inicie el proceso institucional que está previsto en la Constitución», argumentó.

Pero al mismo advirtió que «de ahí en más, denuncias penales, descalificativos y marchas como se pretenden realizar tienen espíritu de presión y hasta de destitución hacia una figura institucional que es la del vicepresidente».

El jefe del bloque de diputados de la UCR, Oscar Aguad, fue uno de los primeros que hoy salió a defender a Cobos y sostuvo que el Gobierno nacional lo ataca en el marco de una estrategia para recuperar la mayoría en el Senado.

El legislador afirmó que él también observa la posición de Cobos «muy sólida, muy firme» y aseguró que «no lo veo ceder ni un centímetro para atrás. Tenemos que defender al vicepresidente, porque está jugando un rol fundamental en el equilibrio», indicó en una entrevista por radio El Mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here