El embajador argentino en Brasil, Juan Pablo Lohlé, sostuvo que la reunión ya «estaba programada» desde «hace un año». Y aseguró que la agenda que tienen ambos mandatarios es «muy sustantiva». En tanto, consideró «muy buena» la iniciativa de Argentina para integrar la OIT en los debates del G-20.

El embajador argentino en Brasil, Juan Pablo Lohlé, sostuvo hoy que tendrá «alto contenido político» el encuentro que mantendrá la presidenta Cristina Fernández de Kirchner con su par de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, basado en una «agenda muy sustantiva» que abarca distintos tipos de cooperación entre ambos países.

Destacó que el encuentro ya «estaba programado» desde «hace un año», donde se dispuso hacer «reuniones semestrales para repasar temas comunes».

Sobre la posibilidad de que la Presidenta le proponga a Lula integrar a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en los debates del G-20, dijo que «es una iniciativa desde la Argentina muy buena, porque es importante que los trabajadores y empresarios tengan alguna voz en este ámbito de importancia».

«Saber qué piensa el empresario y el trabajador puede ayudar a tener una visión más integral de la problemática. Sería apropiado, un elemento más para tener un enfoque más completo», apuntó.

Según Lohlé, la agenda de hoy contiene «una reunión bilateral entre dos presidentes con un encuentro paralelo entre los ministros, después un repaso y una firma de una declaración de los dos presidentes, fruto de un trabajo que viene desde hace un año y medio donde se van a analizar los objetivos que se alcanzaron y contiene cosas que se van a realizar».

En ese sentido, mencionó «el cobro en moneda local (para operaciones de comercio exterior), lugares fronterizos, la obra de Garabí (cooperación en energía eléctrica), la cooperación en el campo de la televisión digital, nuclear, la industria naval, los nuevos puentes sobre el río Uruguay, el control fronterizo sobre los dos países, acuerdos sobre derechos civiles y políticos», entre otros.

En cuanto a la complementación en la industria automotriz, sostuvo que «son temas tratados, hacen al desarrollo de nuestros países y están en vías de solución».

Sobre Lula en particular, dijo que «cada país tiene su propia realidad y cultura política, y Lula ha sido elegido por segunda vez por más del 60 por ciento de los votos y mantiene un alto índice de popularidad», lo cual resume «la decisión del pueblo brasilero».

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here