La Superintendencia de Servicios de Salud desplazó a Christian Asorey. Parentesco con Moyano y denuncias

Lo última derivación de la causa conocida como «mafia de los medicamentos» impactó de manera directa en un hombre surgido del riñón de Hugo Moyano. La recientemente designada gerenta general de la Superintendencia de Servicios de Salud, Liliana Korenfeld, ordenó el desplazamiento de Christian Asorey, yerno de la mujer del jefe de la CGT, quien estaba a cargo del área informática de la Administración de Programas Especiales (APE).

La salida del moyanista responde a una serie de medidas adoptadas por el Ejecutivo y por la ex diputada santacruceña Korenfeld tras un informe provisto por la Auditoría General de la Nación (AGN), en donde se habrían observado «irregularidades» en la gestión.

La decisión va en línea con lo anunciado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre el reemplazo de «troqueles por estampillas» en los medicamentos con el objetivo de brindar «más seguridad» y tratar de impedir «falsificaciones», en el comercio de fármacos.

En el caso de Asorey, la pérdida estratégida de Hugo Moyano se sostiene en que la APE es el organismo encargado de distribuir recursos a las obras sociales por 1.200 millones de pesos al año. Su principal función es reembolsar los montos más costosos destinados a medicaciones especiales para tratamientos contra el cáncer, SIDA y otras enfermedades.

El monto acumulado de estas operaciones conforma el Fondo Solidario de Redistribución (FSR), el cual acapara hasta el momento cerca de 13 mil millones de pesos, cifra reclamada por el camionero.

Quién es Christian Marcelo Asorey. Es ingeniero en informática recibido en la Universidad Católica de Salta. Está casado con la hija de Liliana Zulet, Valeria Salerno. Zulet es la actual pareja de Hugo Moyano.

Asorey ocupaba desde hace cuatro años el área de Sistemas y Teconología de la APE. También trabajó en la actualidad como «Asesor / Consultor en Informática en Federación Nacional de Trabajadores Camioneros». Asimismo trabaja en la empresa constructora de su padre, ACONRA Construcciones, también como asesor.

«Tenía problemas para justificar sus bienes», aseguró Ocaña a Perfil.com. «Sacábamos los valores de sus bienes y sus ingresos no coincidían para solventar esos gastos. Tenía más bienes que ingresos», añadió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here