La policía protege la fachada del edificio municipal que finalmente fue destrozado.

En medio de la fuerte conmoción por el asesinato del niño Gastón Bustamante durante un asalto en Miramar, los vecinos organizaron una marcha ayer hacia la sede municipal para reclamar justicia. El acto terminó con duros enfrentamientos con los policías que intentaban custodiar el lugar.

Un grupo de personas mostró su bronca e indignación frente de la municipalidad y rompió los vidrios del edificio gubernamental con piedras y cascotes.

Ante los incidentes registrados anoche, el intendente de Miramar, Patricio Hogan, responsabilizó a un grupo de «activistas políticos» por los destrozos en la sede municipal. «Lo que pasó fue una locura. Tenemos identificados a todos los violentos», aseguró Hogan, en declaraciones realizadas a C5N.

Y agregó: «No tengo duda que son activistas políticos. Los conozco, militaron en otros partidos».

Por último, el intendente pidió que se esclarezca el crimen de Gastón. «Las familias se movilizaron para pedir justicia, no son los que están acá», señaló.

Por su parte, el comisario general de la Policía Bonaerense, Hugo Matzkin, afirmó anoche que la situación «está controlada» y acusó a «un grupo pequeño de inadaptados» por los incidentes. «Los desmanes vinieron de parte de un grupo reducido que van a ser puestos a disposición de la Justicia», apuntó Matzkin.

Además, confirmó que al menos 8 policías resultaron heridos por los enfrentamientos con los manifestantes.

Los manifestantes se autoconvocaron en la plaza principal para reclamar el esclarecimiento del asesinato del niño, cometido esta mañana en un intento de asalto, y desde allí marcharon hacia la comisaría local y la Municipalidad.

En ambos lugares, decenas de jóvenes, e inclusive algunos niños, arrojaron piedras y proyectiles hacia el frente vidriado.

Roberto Moure, el fiscal que investiga el homicidio de Gastón Bustamante, confirmó esta noche que también buscará esclarecer los incidentes, por lo que pedirá al municipio que le entregue las filmaciones registradas en la zona.

«Hemos requerido las filmaciones de las cámaras de seguridad del municipio para actuar con dureza sobre estas personas que han provocado desmanes», comentó el fiscal, según consignó la agencia DyN.

En medio de los incidentes registrados en el edificio comunal, un grupo de vecinos que se había concentrado en forma pacífica intercedió ante quienes arrojaban proyectiles para pedirles calma y detener la agresión.

El ataque contra el edificio causó la rotura de todos los vidrios y algunas heridas a policías que custodiaron el lugar, quienes luego dispararon balas de goma para dispersar la movilización.

Unos pocos manifestantes, además, prendieron fuego a las cortinas del edificio, aunque el incendio no se propagó debido a la intervención de los vecinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here