El niño fue muerto a los pocos minutos de haber sido interceptado mientras regresaba a su casa.

El abogado de la mujer señaló que el hombre la «dominaba psicológicamente» y manifestó que ella ni siquiera conocía al menor. El niño fue asesinado la semana pasada al ser golpeado con una pala en la cabeza.

El abogado de María Inés Márquez, la novia de Adalberto Cuello, aseguró que el principal sospechoso de haber asesinado al niño en Lincoln obligó a su clienta a mentir en la primera declaración que realizó ante la Justicia.

«Cuando concurrió me dijo que había hecho una declaración que no correspondía por una dominación psicológica que Cuello tenía con ella y que quería decir la verdad», comentó en declaraciones radiales el letrado Marcelo Tuñon.

María Inés había dicho en una primera declaración que acompañó a Cuello durante el horario en que según los peritajes se cometió el asesinato. Pero ante la presión general y el consejo de su abogado, decidió presentarse ante la fiscalía para rectificar su primera declaración.

«María Inés realizó una declaración muy amplia donde declaró lo que hizo ese día y en ningún momento estuvo con Cuello en el momento del secuestro. Lo que Cuello manifiesta en su declaración es que él estuvo con ella ese día, que fueron a cobrar una deuda. Pero ella no coincidió [con esa versión] porque declaró que estaba en su casa preparándose para concurrir al colegio. Hay muchos testimonios que confirman su entrada al colegio. De esta forma se cae la coartada de Cuello», comentó el abogado.

Por otro lado, negó que la mujer mantuviera una relación con Tomás. «No tenía ninguna relación. Nunca había ido a su casa ni nada. Lo conocía de vista porque tenía familiares que vivían en frente», aclaró a la prensa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here