El torero sevillano Julio Aparicio, que venía de cortar dos orejas en la plaza francesa de Nimes, sufrió este viernes en Las Ventas una escalofriante cornada cuando toreaba al primer toro de su lote. La embestida le sorprendió a mitad de la faena de muleta, cuando iba a probar el toro por el pitón izquierdo. Después del primer muletazo se tropezó con los cuartos traseros del toro, se cayó y, cuando se estaba levantando instintivamente, el toro le infirió una cornada en la barbilla que le atravesó la boca

Rápidamente fue llevado a la enfermería, donde fue operado de urgencia. Al término de la intervención fue trasladado al hospital Doce de Octubre, donde a las once y media de la noche volvió a entrar en quirófano para una segunda operación que duró casi seis horas y en la que, según los médicos, «todo ha ido bien». El parte médico se hará publico alrededor de las diez de la mañana de este sábado, pero los doctores han avanzado a la familia que «la operación ha sido muy laboriosa y, aunque hay que esperar a ver cómo evoluciona en las próximas horas, las esperanzas son muy buenas».

Según el mozo de espadas del torero, Francisco José García, «los médicos insisten en que no habrá secuelas importantes, ni tienen porqué presentarse situaciones críticas». «Lo único, la recuperación, que será muy lenta, como ya nos avanzó el doctor Máximo García Padrós, que le intervino en primera instancia en la enfermería de la misma plaza de Las Ventas. Todo va ser cuestión de paciencia», ha declarado.

Aparicio «tiene herida por asta de toro en región submandibular con una trayectoria ascendente que penetra en la cavidad bucal, atraviesa la lengua, alcanza al paladar, con fractura del maxilar superior. Su pronóstico es muy grave», según el primer parte médio. Tras realizar un TAC y varias radiografías se han descartado daños cerebrales. Se confirma que no hay rotura de la base del cráneo pero sí del paladar superior. Rafael González, banderillero toledano, explicó que el primer paso era ver hasta dónde llega exactamente la cornada para después reconstruir desde lo más profundo de la herida hasta los dos orificios de salida.

2 Comentarios

  1. Que lástima que el toro no tuvo mas puntería y lo mató al gallego hijo de ****. Son unos primitivos de mier.. en seguir haciendo esa bol**ez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here