El Ejecutivo prepara un proyecto para establecer un régimen de regulación de las calificadoras de riesgo

El vicepresidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli, aseguró que la iniciativa será presentada la semana próxima a la presidenta Cristina Fernández para su aprobación. El funcionario afirmó que «su implementación es la primera reforma concreta en el mundo».

El vicepresidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli, aseguró que la semana que viene le presentarán a la presidenta Cristina Fernández un proyecto para establecer un régimen de regulación de las compañías calificadoras de riesgo.

Según informa Página/12, la iniciativa busca generar un mecanismo que permita calificaciones testigo. La supervisión estará a cargo de universidades públicas con financiamiento estatal y sus resultados serán de libre acceso para los inversores. De esta manera se busca eliminar conflictos de intereses, ya que quien paga por las calificaciones privadas son precisamente los emisores de la deuda puesta a consideración.

Vanoli consideró que las agencias privadas se verán obligadas a transparentar sus mediciones para evitar quedar en evidencia ante una amplia disparidad de criterios. Esto se suma a otras medidas que junto con la AFIP y el Banco Central llevaron adelante para evitar movidas especulativas.

“Si bien no es un cambio tan radical, su implementación es la primera reforma concreta en el mundo”, afirmó Vanoli.

Luego de descrédito en que cayeron las agencias de calificación, con Fitch, Standard and Poor’s y Moody’s a la cabeza, las autoridades de los países que integran el G-20 decidieron poner límites a su accionar.

A pocos días de que comenzara el desplome de firmas y bancos líderes del sistema financiero global esas compañías financieros continuaban otorgando sus máximas notas –”AAA” o “aaa”, según la agencia– a esos activos.

En la Argentina existe un caso emblemático de la manipulación de información por parte de esas firmas: Standard and Poor’s había otorgado la calificación más alta a los fideicomisos de la cadena de electrodomésticos Bonesi, compañía que luego entró en concurso preventivo.

(Telam)