Una verdadera tragedia se desató cerca de las 16 horas en el Departamento de Guaymallén

Un bebe de tan solo 18 meses de edad estaba jugando cerca de una piscina vacía , sin que fuera advertido por mayores. El niño cayó donde la pileta tenía 2 metros de profundidad.

El hallazgo lo hizo su padre un efectivo policial que llegó al patio de su casa, donde estaba la pileta, y encontró a la criatura con una herida profunda en el cráneo.

Al llegar la ambulancia, los profesionales constataron que el niño había fallecido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here