La  santacruceña intervino este viernes el Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz por pedido del  provincial, tras 21 días de conflicto que mantiene paralizada la producción hidrocarburífera.

Según informó el secretario de  de Santa Cruz, Raúl Santibáñez, la medida fue presentada porque consideran que “hay una situación anárquica dentro del sindicato, incumplimiento de una conciliación obligatoria dictada por el  de la Nación, sumado a los graves perjuicios económicos que este conflicto acarrea para la provincia”.

De esta manera, queda suspendido en sus funciones todo el secretariado del gremio petrolero.

El fiscal Martín Sedan envió las notificaciones al secretario general del gremio, Héctor Segovia, que se encuentra en Pico Truncado, al secretario adjunto Rubén Retamoso y a la Federación de Trabajadores Petroleros, para que designen a un normalizador y que en un  de 90 días se convoque a elecciones.

La Justicia pidió también a la cartera laboral  que interceda en el conflicto que se inició el primero de abril.

Por su parte,  Segovia sostuvo que no permitirá que el sindicato se intervenga porque podrían perder » todos los beneficios” logrados “para los trabajadores».

En una asamblea en Pico Truncado, los gremialistas decidieron presentar una  al Peralta y a la presidenta Cristina Fernández para que garantice la libertad de trabajo en los yacimientos petroleros.

En ese sentido, Luis Cárdenas, dirigente de la Cuenca  y cercano a Segovia, precisó que apelarán la decisión judicial: “No vamos a permitir la intervención del Sindicato porque no estamos de paro, en el  se está trabajando de forma normal pese a que los trabajadores se encuentran sitiados con presencia de gendarmería por orden del gobernador».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here