Tras las afirmaciones de Fidel, Hillary Clinton aseguró que el «régimen cubano está terminando»

La secretaria de Estado de EE.UU. señaló que el contrapunto entre las declaraciones del presidente cubano sobre la voluntad de La Habana de negociar con Washington sobre DD.HH. y la respuesta de su hermano muestran que existe «un debate» en la isla. Fidel Castro dijo que Obama «interpretó mal» la disposición de Raúl.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, afirmó este miércoles que el «régimen» castrista «está terminando» y sugirió un supuesto debate entre el presidente Raúl Castro y su hermano Fidel en torno de la voluntad de diálogo con Washington.

Durante una audiencia parlamentaria, Clinton dijo que el contrapunto entre las declaraciones de Raúl Castro sobre la voluntad cubana de negociar con Washington sobre cuestiones de derechos humanos, y la respuesta de su hermano, Fidel, muestran que existe «un debate» en la isla.

Clinton destacó que «las recientes acciones del presidente» de Estados Unidos, Barack Obama, quien levantó las restricciones a los viajes y los envíos de remesas de exiliados cubanos hacia la isla, «lograron una respuesta de Raúl Castro», la cual, sin embargo, «fue contradicha por Fidel».

El histórico líder de la revolución cubana opinó este miércoles que el presidente de Estados Unidos «interpretó mal» a su colega cubano cuando éste afirmó que «está dispuesto a discutir» cualquier tema en un diálogo bilateral.

«Sin duda que el presidente (Obama) interpretó mal la declaración de Raúl», expuso Fidel en un artículo que publicó este miércoles la prensa oficial cubana.

El ex presidente cubano restó así trascendencia a los titulares publicados en los últimos días en diarios de todo el mundo respecto de que el gobierno de su hermano Raúl estaba dispuesto a abrir un diálogo en el que se discutieran todas las cuestiones, inclusive las relacionadas con las libertades y los derechos humanos.

Según Clinton, el contrapunto entre los hermanos Castro señala que «se puede ver que comienza a haber un debate» en Cuba.

«Este es un régimen que está terminando, va a terminar en algún punto, y tenemos que estar listos» para dialogar con las autoridades de La Habana, enfatizó, según reportó la agencia noticiosa italiana ANSA.

El presunto «debate» que se está generando en Cuba contrasta, según Clinton, con la actualidad de «un régimen tan cerrado en sí mismo y sin voluntad de ejercitar la función normal de un gobierno de tener un sistema judicial independiente, vigencia de las leyes» o para «liberar los presos políticos».

Un «régimen» semejante, estimó la secretaria de Estado estadounidense, «es muy difícil de mover».

Fidel, retirado del gobierno en forma oficial por problemas de salud desde hace más de un año, admitió que en una conferencia de prensa realizada en Venezuela antes de la celebración de la Cumbre de las Américas, Raúl dijo que «no teme abordar cualquier tipo de asunto».

Ello «es una muestra de valentía y confianza en los principios de la Revolución», subrayó.

Agregó que «nadie debe asombrarse de que (Raúl) hablara de indultar a los sancionados en marzo de 2003 y enviarlos todos a Estados Unidos, si ese país estuviera dispuesto a liberar a los cinco héroes antiterroristas cubanos».

Esos cinco hombres fueron condenados hace ocho años en Estados Unidos bajo acusaciones de espionaje, que Cuba señaló como falsas y demandó que sean sometidos a otro juicio con más garantías que el anterior.

A diferencia, los presos en Cuba, «como ya ocurrió con los mercenarios de Girón, están al servicio de una potencia extranjera que amenaza y bloquea a nuestra patria», o sea Estados Unidos, agregó Fidel Castro.

Castro aseguró que en la rueda de prensa final de la Cumbre de las Américas, en Puerto España el fin de semana pasado, y en las reuniones finales, «Obama dio muestras de autosuficiencia» y acusó de sostener «posiciones abyectas» a algunos «dirigentes latinoamericanos» que, opinó, estimularon esa actitud.

Obama no «inventó» el bloqueo a Cuba pero «lo hizo suyo» al igual que los 10 presidentes estadounidenses anteriores, dijo además Fidel Castro, y pronosticó «un fracaso seguro, como sus predecesores», al titular de la Casa Blanca.

«Vivimos tiempos nuevos, los cambios son ineludibles; los líderes pasan, los pueblos permanecen; no habrá que esperar miles de años, sólo ocho serán suficientes, para que… otro presidente de Estados Unidos, sin duda menos inteligente, prometedor y admirado en el mundo que Barack Obama, ocupe ese inglorioso cargo», escribió Fidel.

(Telam)