El hecho, que recién se conoció hoy, ocurrió el domingo en el Club Central Argentino, en San Martín. Los apresados tenían en su poder elementos con simbología e ideología nazi.

Un total de 36 personas que se identifican con los «skinhead» (cabezas rapadas) y asistían a un festival por el natalicio de Adolf Hitler en un club de la localidad bonaerense de San Martín fueron detenidas por conductas discriminatorias, informó hoy la policía.

La Unidad de Investigación de Conductas Discriminatorias de la Policía Federal detectó a este grupo tras una investigación y el domingo pasado allanó el local del Club Central Argentino, donde los skinheads conmemoraban el nacimiento de Hitler, el líder nazi responsable de millones de muertes en campos de concentración europeos.

En ese festival tocaba el grupo Sangre y Honor (Blood and Honour), de reconocida ideología nazi, que tiene afincados en Chile y Argentina.

Los skinheads fueron sorprendidos con abundante propaganda nazi cuando fueron detenidos, como banderas, material fílmico y música grabada de contenido discriminatorio y antisemita, dijo a Télam una fuente de la Policía Federal.

El vocero explicó que el operativo se enmarcó en la violación a la ley 23.592, que penaliza los actos discriminatorios, y aunque los detenidos ya recobraron la libertad pues el delito es excarcelable, siguen vinculados a la causa.

La detención «se logró tras una investigación y seguimiento» de ese grupo «que tiene actividad en el país y que salen a la luz en ocasiones de estas fechas especiales para ellos, como ser el aniversario del natalicio de Hitler», detalló la fuente.

«No creemos que el club tenga algo que ver con esta actividad sino que alquilaron el local y no sabían la procedencia de esta gente», señaló el vocero policial.

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) manifestó su satisfacción por el procedimiento policial porque constituyen «un importante logro en la lucha para erradicar a estos grupos de ideología nazi que constituyen una amenaza para la sociedad argentina».

En un comunicado firmado por titular de la entidad, Aldo Donzis, la DAIA asoció este hecho con el ocurrido el 21 de diciembre pasado, cuando la policía detuvo a 26 skinheads que participaban de un homenaje al capitán del buque Graff Spee, enterrado en el cementerio alemán del barrio porteño de Chacarita.

En esa ocasión también los skinheads fueron liberados porque el delito de discriminación es excarcelable y porque no tenían antecedentes penales.

La DAIA denunció además que en las últimas horas fue profanado con inscripciones nazis el cementerio judío de Liniers, «lo cual se inscribe en un mismo patrón ideológico, aún cuando se desconoce si es que existe alguna vinculación con quienes fueron detenidos».

La fuente policial consultada estimó que este último hecho pudo haber estado relacionado con el 61er. aniversario de la implementación del «Ghetto de Varsovia», conmemorado ayer, que es otra fecha en la que sueles manifestarse los «skinheads».

La detención de los 36 «skinhead» en San Martín, en el norte del conurbano, tuvo lugar durante un recital de Sangre y Honor, surgido a fines de la década del 70 en Inglaterra.

El líder del grupo, Ian Stuart, separó a la mayoría de skinheads blancos de la actitud antirracista imperante en aquel momento y lo llevó a adoptar símbolos nacionalistas, militaristas y racistas.

El grupo se identificó enseguida con las doctrinas racistas y nazis y se diseminó por varias capitales de Europa, mientras que en Sudamérica están afincados en Chile y en Argentina, aunque la policía estima que no son muy numerosos.

(Telam)
—–
¿Qué pensás de esto?
¿Deberían o no idolatrar a este genocida en nuestro país?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here