En el momento del choque, el vehículo se desplazaba en contramano por la ruta 21; investigan si el conductor estaba alcoholizado.

Un bebé murió hoy en Ciudad Evita al ser embestido el automóvil en el que viajaba junto a su madre y un hermano por un conductor presuntamente borracho, que se desplazaba en contramano por la ruta 21, según informaron fuentes policiales.

El hecho se produjo este martes por tarde a la altura de un campo denominado José Hernández, a unos mil metros de la rotonda de Güemes, en la mencionada localidad en el oeste del conurbano bonaerense.

El conductor, de quien se supo sería de nacionalidad boliviana, al mando de una camioneta antigua Ford F100 y en dirección a Laferrere, retomó de contramano, porque se había pasado, y embistió a un Peugeot 307 conducido por una mujer, identificada como Corina, que llevaba a sus dos hijos, Kevin de 8 años, y Tiziano, quien hoy cumplía un mes, e impactó a otro automóvil en el que se trasladaban un joven y su novia.

El bebé, quien justo hoy cumplía un mes de vida, fue trasladado junto a su madre y su hermano a la Clínica de la Ciudad, pero murió horas después a causa de los fuertes golpes que había sufrido en el impacto.

Por su parte, el joven al mando del otro rodado resultó con heridas leves y su novia ilesa.

El conductor de la camioneta quedó detenido en la comisaría 3a. de Ciudad Evita, y mañana se declarará ante el fiscal.

Tanto por su actitud de circular en contramano como por la forma en que reaccionó tras el accidente, testigos del hecho declararon a la prensa que el hombre parecía encontrarse totalmente borracho.

«Me dijeron que estaba alcoholizado, que no se podía ni parar», dijo Evelyn, hermana del menor, al canal de noticias C5N.

«Kevin y mamá están bien, con algunos golpes pero bien», precisó la joven.

Esta tarde, Policía Científica realizaba las pericias en el lugar del hecho.

Agencia DyN .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here