La niña de 10 años se encontraba pescando junto a su padre y hermano en un río cuando el reptil la atacó. Su cuerpo fue arrastrado a las profundidades mientras su familia presenciaba el trágico episodio.

 

Este es el segunod caso que se registra en menso de dos meses.

 

La pequeña cazaba tortugas a medio metro de profundidad en la desembocadura del río Wailolong, en el distrito de Lembata de la provincia de Nusa Tenggara, cuando el animal la atacó por sorpresa y la arrastró a lugares más profundos.

«Su padre y su hermano sólo podían mirar sin poder hacer nada», indicó Viktor Mado Waton, vocero del distrito de Lembata, al diario Yakarta Post. Un equipo de rescate fue enviado a la zona, aunque sólo encontraron el vestido y una cinta de pelo de la menor cerca del lugar donde se produjo el ataque.

Los residentes afirmaron que habían visto a varios cocodrilos tomando el sol en la desembocadura del río hace varios días. Waton, indicó que este es el segundo incidente que ocurre en la zona en apenas dos meses, cuando un niño de 12 años fue atacado a principios de diciembre por un cocodrilo en el mismo río cuando jugaba con sus amigos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here