El echo conmocionó a los vecinos de la zona que exigieron justicia.

Un chico de unos 10 años fue asesinado presuntamente por estrangulamiento hoy por delincuentes que robaban en su casa en la localidad bonaerense de Miramar y lo descubrieron escondido abajo de la cama pidiendo auxilio por teléfono.

El hecho ocurrió esta mañana en una vivienda de la calle 27, entre 46 y 48 del barrio Las Palmas de esa ciudad balnearia, donde los ladrones asesinaron al menor, identificado como Gastón Bustamante, cuando lo escucharon hablar por celular abajo de su cama.

Fuentes policiales indicaron a la agencia Télam que, al parecer, los asaltantes pensaron que no había nadie en la casa y así ingresaron para robar electrodomésticos y otros objetos de valor.

Según los voceros, el chico estaba solo porque su padre había salido a trabajar y su madre a hacer unos mandados.

Los investigadores presumen que al ver a los delincuentes, el niño se ocultó debajo de una cama y llamó por celular a su padre para pedir auxilio. El diálogo fue escuchado por los ladrones que encontraron al menor y lo asesinaron.
Primeros datos

Algunas fuentes señalaron que se presume que el chico murió estrangulado con una media, aunque también tenía sangre en el rostro y no se descarta que haya sido golpeado por los asaltantes.

La policía preservó el lugar y espera la llegada de los forenses y la Policía Científica.

En el lugar, además de la policía, trabaja el fiscal de Miramar Roberto Moure y se hicieron presentes también el intendente local Patricio Hogan y su secretario de gobierno, Germán Di Césari.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here