El presidente del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, afirmó que «en el 2011 la gente va a votar pensando en un país que se recuperó» y opinó que «la gente va a votar con su propia vida, con su profesión, con el futuro de sus hijos, con el destino del país que se recuperó».

Pichetto en un reportaje con Télam subrayó que «todos estos valores van a redundar en un reconocimiento pleno del gobierno de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner».

Por otra parte, aseguró que el Frente para la Victoria no buscará a un candidato a vicepresidente por afuera del justicialismo al remarcar que «no hay espacio para volver a la experiencia» de un dirigente de otro partido compartiendo la fórmula como ocurrió en 2007 con Cristina y el vicepresidente radical Julio Cobos.

«La experiencia de Cobos en la vicepresidencia también encierra una gran frustración política. Un gran fracaso del proyecto de la concertación en términos de las expectativas de construir algo nuevo en la Argentina», consideró.

Pichetto dijo luego que «el gobierno va a ir con Néstor Kirchner como candidato. Lo veo ahí, con un proceso de crecimiento y recuperación extraordinarios que se dieron en los últimos tres meses. Además, ese crecimiento fue paralelo a las actitudes y falencias y a la falta de liderazgo y de proyecto de la oposición», expresó.

«Hay algunos que se suben a las fotos en los momentos de las candidaturas, de las luces cuando las cosas van bien. Pero cuando van mal se borran. Eso es muy grave para el sistema político», expresó.

En ese sentido, criticó lo que consideró «alianzas coyunturales de líderes que se juntan con una crítica social interesante» y que «traducidas pueden resultar muy frustrantes».

«La experiencia de la Alianza con (Fernando) De la Rúa y (Carlos) Chacho Álvarez es de una frustración extraordinaria», insistió.

Con respecto a la carrera presidencial de 2011, Pichetto consideró que Cobos «perdió terreno porque el rol de vicepresidente lo coloca en un plano de ambigüedad muy difícil» y advirtió que «cada día que se quede como vicepresidente va a ser peor».

En ese sentido, remarcó que la situación del diputado Ricardo Alfonsín en la carrera presidencial «es mucho más sólida» y consideró que sus victorias en la interna del partido radical pusieron «en movimiento a los sectores del peronismno federal».

«Fue leído apresuradamente por los sectores del peronismo disidente que en realidad construyeron una foto para un momento, pero veo muchas dificultades en lo que es el principal elemento para un proyecto político que es el tema de liderazgo. En ese espacio va a costar definirlo», remarcó.

Para Pichetto, los dirigentes del peronismo disidente que anunciaron que pelearán en las elecciones del año próximo «le tienen miedo al proceso interno».

«Están argumentando que no se van a cumplir garantías. Pero al gobierno le interesa que existan garantías, consolidando a los grandes partidos nacionales porque este es el espíritu de la Ley (de internas abiertas) que hemos votado. Están buscando argumentos para correrse e ir por afuera y terminar tristemente apoyando la candidatura de (Mauricio) Macri por derecha», enfatizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here