Lanús ganó en Victoria por 3 a 0 y quedó a sólo un punto de Vélez y Godoy Cruz. Tigre se complica con la promoción.

Lanús consiguió un gran resultado al golear como visitante a Tigre por 3 a 0 y de esta forma logra ponerse transitoriamente a un punto de los líderes Vélez y Godoy Cruz, además de acercar a su rival aún más a la zona de promoción. Los tres tantos del Granate los marcó Silvio Romero.

El primer tiempo fue movido y disputado, ya que ambos equipos salieron con una decidida vocación ofensiva. Sin embargo, el equipo local padeció la floja tarde de su jugador más desequilibrante, Diego Morales, que se mostró desconectado y bien contenido y así no pudo lograr su característico desequilibrio.

De esta manera, el goleador Denis Stracqualursi quedó muy solo arriba y no tuvo ninguna chance clara para convertir. La más concreta para el Matador fue un cabezazo de Martín Galmarini que contuvo bien Agustín Marchesín y otra mediante un tiro libre bombeado de Morales que el arquero rozó y terminó rebotando en el travesaño.

Por su parte, el Granate fue algo más prolijo y basó su juego en sus hombres de buen pie, sobre todo en Diego Valeri, que estuvo muy preciso en los pases y punzante para llegar al área rival.

La apertura del marcador llegó luego de un exquisito pase de Diego Pizarro, que habilitó a Romero para que el delantero defina con un remate alto y le dé la ventaja parcial a su equipo.

La inspirada tarde de Romero iba a tener su continuidad apenas iniciado el complemento. Apenas cuatro minutos iban cuando el delantero recibió un gran pase de Valeri y sacó un derechazo potente y cruzado que venció el vano intento de Daniel Islas por despejar el balón, para aumentar la ventaja.

Pero no iba a conformarse con eso el delantero ex Instituto. Porque siete minutos después, nuevamente iba a aparecer para inflar la red por tercera vez, ahora después de un pase de Mauro Camoranesi. Lanús goleaba y Tigre lo sufría.

El Matador fue una verdadera sombra durante toda la tarde y ni el ingreso del habilidoso Rubén Botta pudo torcer la historia. Morales seguía desaparecido y Stracqualursi demasiado solo arriba.

Tras un corner, el goleador del Clausura iba a tener su única chance de la tarde, pero su cabezazo se fue cerca del palo derecho. Definitivamente, no iba a salirle una. Ni a él ni a Tigre.

Con esta goleada, Lanús se pone a tiro de la punta y se ubica a sólo una unidad de Godoy Cruz y Vélez, los líderes, a la espera de lo que pueda pasar este domingo cuando el Fortín enfrente a Gimnasia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here