( Mira vídeo del simulador del circuito ) Aunque los tiempos que se producen en los entrenamientos del viernes son poco de fiar, las dos sesiones libres de hoy aclararon algunas dudas que se habían suscitado tras el Gran Premio de Turquía. En Istambul Park todo el mundo hablaba de las mejoras que se iban a presentar en casi todas las escuderías en la carrera de Barcelona. En Montmeló, sin embargo, pocas cosas parecen haber cambiado entre los equipos más punteros del paddock. Red Bull sigue mandando con un dominio aplastante cuando rueda en condiciones de clasificación: con neumáticos blandos y el depósito vacío.

 

Los dos Red Bull estuvieron probando el rendimiento que les ofrecían los neumáticos duros en la sesión matinal. Pero ello no les impidió realizar los mejores tiempos y dejar por detrás al Mercedes de Nico Rosberg y al Ferrari de Fernando Alonso, que circuló 1,3 segundos más lento. Las revolucionarias mejoras integradas en el Ferrari del asturiano no estaban dando el resultado esperado, en parte porque faltaba ajustarlas y lograr una puesta a punto adecuada, pero en parte también porque todos los demás equipos habían incorporado también sus últimas evoluciones para afrontar la parte central del Campeonato del Mundo. Barcelona es un termómetro que sitúa a cada cual en su justo lugar.

 

«Estuvimos trabajando de forma paralela con Felipe Massa y repartiendo las piezas nuevas entre los dos c oches para poder estudiar su rendimiento», explicó Alonso. «De ahí nuestros tiempos. Nos preocupaba más hacer estas pruebas. Y esta noche habrá que analizar muy bien los resultados y ver la mejor forma de adaptarlas al coche para conseguir la mejor puesta a punto de cara a la carrera».

 

La segunda sesión, sin embargo, aportó nuevos datos. El dominio de Red Bull prosiguió, pero cuando los McLaren pusieron los blandos y vaciaron el coche de combustible consiguieron rodar en tiempos similares. Mark Webber anotó un tiempo de 1m. 22,4s y marcó el mejor tiempo de la jornada. Por detrás, Lewis Hamilton quedó sólo a 39 milésimas. Vettel, el hombre que ha logrado todas las pole position de la temporada, fue tercero, a tres décimas de su compañero de equipo. Y por detrás se clasificó Fernando Alonso a un segundo del líder.

 

Probablemente, hubo cierta decepción en Ferrari porque esperaban mucho más del nuevo proyecto de coche que habían formateado para Montmeló. Pero la lectura de Fernando Alonso no fue negativa. Abrió una puerta a la esperanza y emplazó a todos sus rivales y a los aficionados a la clasificación que se disputará el sábado a las dos de la tarde. Ferrari espera todavía mucho de sus nuevos alerones delantero y trasero y del suelo modificado que han instalado en el F150 Italia. Pero las dos sesiones de hoy han constatado que los demás tampoco se han dormido.

 

«Con el tráfico tal vez perdí una o dos décimas. Seguimos estando a nueve décimas de los primeros», señaló Alonso. «Sin embargo, estoy contento con las novedades que hemos incorporado porque son muy positivas no solo para esta carrera sino también para las siguientes. Creo que estamos avanzando y que tanto McLaren, como Mercedes y Ferrari intentamos ponerles las cosas más difíciles a Red Bull especialmente en la clasificación. Queremos cambiar el guión, porque hasta ahora ellos han tenido el mejor coche y les hemos puesto las cosas muy fáciles».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here