Mendoza actuará como provincia piloto en la incorporación del diagnóstico precoz de chagas en chicos de 6 y 12 años. Para eso, el Ministerio de Salud trabajará junto con el Programa de Sanidad Escolar (Prosane), que actúa con alumnos que cursan primero y séptimo grado de la escuela primaria, para abordar la temática en forma integral.

Lo confirmó esta mañana Héctor Freilij, coordinador Nacional del Programa de Chagas, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, en una reunión que mantuvieron autoridades del Ministerio local y el nacional tendiente a determinar acciones para realizar controles serológicos en las escuelas que están bajo el Prosane.

Los funcionarios también evaluaron los avances realizados en la provincia respecto del control de la enfermedad. Además de Freilij, estuvo en la reunión la coordinadora nacional del Prosane, María Angélica Flores.
 

Lo confirmó el coordinador nacional del Programa de Chagas, Héctor Freilij, en una reunión que realizó el Ministerio de Salud local con autoridades nacionales y su equipo técnico para determinar acciones para establecer controles serológicos en las escuelas primarias.

La cartera sanitaria viene trabajando en el control del chagas, y en esta etapa se ha focalizado en el diagnóstico temprano de la enfermedad en los chicos.

Durante la jornada, Flores expresó: “Es el segundo año que Mendoza trabaja con el Prosane, visitando las escuelas, con chicos de primero y séptimo grados, realizando los diagnósticos y derivando los casos que sean necesarios a los centros de salud. El objetivo es llegar a toda la comunidad escolar, y ahora se incorporarán los controles serológicos”.

Asimismo, Freilij destacó: “El interés que tenemos desde el Gobierno nacional es la detección precoz de los pacientes con chagas, ya que la experiencia a nivel internacional y nacional determina que, cuanto antes sea la detección de los niños infectados, mejor es el resultado, a punto tal que, en los menores de 15 años, la posibilidad de curarse es del 90% si se trata a tiempo”.

Con relación a la situación de Mendoza, el funcionario nacional dijo: “Desde el punto de vista epidemiológico, es de alto riesg. Pero en los dos últimos años se ha trabajado fuertemente en la temática”.

“Hay un cambio cualitativo muy importante en las acciones. Se ha focalizado la tarea en terreno en el control del vector, para lograr que desaparezca la fuente de infección. En el 2006 se rociaban 2.000 casas, hoy son 4.000 por año”, puntualizó Freilij.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here