El dólar subió un centavo y cerró a $3,75

En línea con la tendencia en el mercado mayorista, la divisa estadounidense exhibió un promedio de 3,72 pesos para la compra y 3,75 para la venta. En tanto, la Bolsa porteña terminó la jornada con una leve suba de 0,69%.

El dólar se reacomodó hoy un pequeño escalón más arriba en todas las franjas del mercado cambiario, donde las oscilaciones y la volatilidad de la divisa responden exclusivamente a los estímulos generados por el Banco Central.

De manera que en un escenario definido por la autoridad monetaria que alterna el sentido de sus intervenciones para acotar los márgenes de fluctuación de la divisa, el dólar mayorista cerró a 3,7375 pesos, frente a los 3,7325 que se pagaron en la jornada anterior.

En las principales agencias de cambio de la «city» porteña los valores al público se ajustaron un centavo arriba, de tal manera que se ofreció 3,72 pesos para la compra y se pidió 3,75 en el caso de las ventas.

Los operadores reiteraron que la estrategia de intervención oficial se combina con participaciones en el segmento del contado, alternando compras y ventas, con posturas de venta algo más agresivas en los plazos más inmediatos de los mercados a término.

Los índices de dólar a futuro en el Rofex de Rosario finalizaron la jornada con una suba promedio del 0,08 por ciento en las posiciones más cercanas. Los contratos que vencen a fin de junio se resolvieron a 3,770 pesos y para el último día de julio se tomaron coberturas a 3,814.

Para los analistas las correcciones generadas a partir de las regulaciones del Banco Central marcan un camino de suave ascenso en el tipo de cambio, aunque en todas las mesas de cambio se siguen atentamente los movimientos de la autoridad monetaria para saber si busca consolidar la tendencia ó si por el contrario apenas se vislumbre algún desacople, sale a vender para aquietar las aguas.

En el circuito mayorista de dinero el «call» entre bancos de primera línea tuvo un costo del 10,85 por ciento anual y las entidades de menor rango aceptaron endeudarse en el cortísimo plazo al 11,15.

En el segmento de los depósitos a plazo fijo las entidades financieras ofrecieron un rendimiento promedio del 1,03 por ciento mensual, equivalente a una tasa anual del orden del 12,55 por ciento. Los saldos inmovilizados en las cajas de ahorro recibieron una tasa del 0,04 mensual o del 0,55 por ciento en términos anuales.

El Merval se distancia de Wall Street y sube 0,69%

La Bolsa porteña volvió hoy a cerrar en alza, por cuarta rueda consecutiva, y distante de Wall Street, aunque el mercado se comportó volátil y recién en los últimos minutos de rueda consiguió moverse en terreno positivo.

El termómetro preferido de todos los análisis bursátiles, el Merval, terminó 0,69 por ciento arriba en 1.560,85 unidades y en ningún momento la toma de ganancias llegó a eclipsar el exitoso recorrido de los papeles.

Para señalar lo que algunos califican como un cambio de tendencia definitivo, el lote de las empresas líderes arrastra desde que comenzó el mes una ventaja del 22,39 por ciento.

En cuanto a los títulos públicos, estos presentaron un comportamiento dispar, con cierto predominio de las ventas en las emisiones de mejor desempeño, y en ese sentido el Boden 2012 cedió 0,95 por ciento y la emisión 2013 retrocedió 0,60.

En cambio, el Discount en pesos avanzó 0,35 por ciento y el Par en la misma moneda quedó 1,62 arriba.

Entre las empresas que integran el panel Merval sobresalieron las mejoras de Pampa Energía, 9,43; Banco Macro, 2,22; y Edenor que avanzó 1,32 por ciento.

Por el contrario, las tomas de ganancias hicieron foco en los papeles de Telecom, 1,47; Petrobras Brasil, 1,21; y Banco Francés que cedió 1,14 por ciento.

Las acciones sumaron negocios por 47,48 millones de pesos y a los papeles de Tenaris le correspondieron 21,98 millones, de tal manera que la empresa del Grupo Techint sigue concentrando el grueso de las operaciones.

En Nueva York las acciones cayeron 1,54 por ciento empujadas por las señales de debilidad del mercado laboral. El Nasdaq Composite de las tecnológicas perdió 1,89 por ciento y el Bovespa brasileño quedó con un rojo del 2,26.

Hoy se conoció que los pedidos de seguro de desempleo en los Estados Unidos en la semana anterior estuvieron por encima de lo esperado: se solicitaron 631 mil, cuando se preveía 625 mil.

Por su parte, el ex número uno de la Reserva Federal, Alan Greenspan, alertó que hacia falta una mayor inyección de capital en los bancos estadounidenses. Todo llevó a que en los mercados se desataran dudas sobre una rápida recuperación de la mayor economía del mundo.

En medio de esa situación, los «commodities» perdieron valor y en este caso el petróleo WTI retrocedió de 61,50 a 60,45 dólares el barril. En Londres el futuro julio de la variedad Brent recorto 0,90 por ciento al marcar 59,6 dólares.

Adicionalmente, en Europa temblaron los mercados por las perspectivas de una reducción en la calificación de Gran Bretaña.

En Londres las acciones cayeron 2,75 por ciento, en París, 2,60; en Francfort, 2,74; y la Bolsa de Milán resignó 2,65 por ciento.

(Telam)