El fin se semana largo fue tomado muy seriamente por los sanrafaelinos y durante lunes y martes sobre todo, pudieron apreciarse en la ciudad algunas postales que difícilmente se repiten a lo largo del año. Avenidas y calles sumamente concurridas se mostraron desiertas y con practicamente nulo movimiento vehicular.

 

Vista de la segunda cuadra de Avenida Iselín, una arteria sumamente transitada, hoy desierta.

 

A pesar de las recomendaciones al comercio vertidas desde la Cámara de Comercio de San Rafael, el comercio sanrafaelino acató en un alto porcentaje el feriado largo, sobre todo en los rubros mayoristas, electrónica, computación, ferretería, tiendas, salvo aquellos relacionados a la venta de comestibles y negocios pequeños que abrieron sus puertas de manera bastante dispar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here