El Registro Nacional de las Personas entregó en los últimos tres meses más de medio millón de documentos, tras la puesta en marcha en diciembre pasado del nuevo sistema. «Con esto estamos asegurando un derecho fundamental, que es el derecho a la identidad para todos los argentinos», sostuvo el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

«Con esto estamos asegurando un derecho fundamental, que es el derecho a la identidad, para todos los argentinos, y dejamos atrás una larga historia de abandono y desidia, que representaba ese calvario de esperas interminables para tener algo tan básico como un documento, especialmente para la gente del interior», comentó Randazzo a Télam.
El nuevo sistema prevé además la apertura de centros de confección rápida en todas las capitales provinciales y el funcionamiento de unidades móviles, montadas sobre camiones, para llegar a los lugares más alejados del país.
Desde su puesta en marcha, el 12 de diciembre pasado, hasta la fecha «han ingresado al Centro de Producción ubicado en el barrio de Parque Patricios de la Capital Federal alrededor de 660.000 solicitudes de trámites de DNI, de las cuales ya se han emitido más de 500.000 documentos», precisó Randazzo.
«El sistema fue desarrollado en forma total con recursos financieros y personal del Estado, y eso nos permitió eliminar viejas prácticas de sobreprecios y bajar enormemente los costos: el presupuesto anterior para hacer los mismos documentos era de 1.200 millones de dólares, pero ahora nos sale 18 millones de dólares. Como se ve, una baja notable», comentó.

Los nuevos DNI, que se entregan en un plazo máximo de cinco días a partir de su solicitud, tiene dos formatos, el DNI libreta y el DNI tarjeta, «que es mucho más cómodo y práctico y se puede utilizar para todos los trámites, excepto para el voto, y en caso de pérdida se puede renovar individualmente», explicó.
Randazzo sostuvo que «el actual DNI argentino está a la altura de los mejores documentos del mundo: se imprimen con más de 30 medidas de máxima seguridad, para evitar falsificaciones y adulteraciones, y ello ha sido reconocido por los organismos de seguridad de los principales países del mundo».
Detalló el ministro que «el documento para los recién nacidos es gratis, las renovaciones cuestan 15 pesos, y todos los ciudadanos, a partir de los 16 años, contarán con su DNI en formato de libreta y de tarjeta».
Los DNI se confeccionan íntegramente en el Centro de Producción Documentaria, ubicado en el barrio porteño de Parque Patricios, donde trabajan 1.000 empleados con equipos de última tecnología, en el cual se procesan en la actualidad más de 10.000 trámites diarios tomados en distintos puntos del país, tanto a través de formularios papel como por vía informática.
La planta está completamente informatizada y allí funciona un Centro de Datos que realiza el control permanente de los trámites desde el momento en que ingresan al Renacer, hasta que salen hacia el domicilio del solicitante.
La información del estado del trámite y su historial está on-line, lo cual posibilita su seguimiento al instante. Los datos ingresan a través de 52 puestos, donde hay 21 escáneres, de los cuales 18 se utilizan para la digitalización de partidas y 3 para el escaneo de las fichas con los datos de filiación del solicitante.
«Para dar una idea de la magnitud de la tarea, en el archivo del edificio hay 60 millones de fichas que fueron digitalizadas como parte del proceso de modernización, las que contienen los datos de filiación de los argentinos y ordenadas de manera ágil que permite encontrar los datos en pocos minutos, a diferencia del anterior trámite que era obsoleto», dijo Randazzo.
Añadió que «como parte del proceso de fabricación, hay 30 peritos y 30 verificadores que se encargan de cotejar de manera informática las huellas y los datos de cada uno de los 10.000 trámites diarios».
La impresión se realiza en 16 máquinas con tecnología de última generación, con una capacidad de producción de 20.000 documentos diarios que excede la actual demanda, y que reciben los datos de manera informatizada, operadas con personal del Renaper que fue capacitado especialmente para desarrollar estas tareas.
Para agilizar y facilitar los trámites a la población, se ha inaugurado un Centro de Documentación en la Capital Federal, en la Avenida Paseo Colón 1039, donde se atiende a argentinos y extranjeros con turnos que se solicitan por teléfono.
Allí ya se han tramitado más de 90.000 DNI, que fueron entregados a sus titulares en cinco días por correo a sus respectivos domicilios. Se prevé abrir en todas las capitales provinciales centros de similares características y en el conurbano bonaerense ya funcionan cinco de ellos, el último inaugurado la semana pasada en Almirante Brown por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Además, se han construido unidades móviles montadas sobre un camión, conectado por vía satelital con los centros de recepción, con una capacidad de atención de 500 trámites diarios, donde se procesan los documentos en el lugar y se entregan luego a sus titulares el mismo día.
La primera de estas unidades salió a la calle el 25 de enero pasado, y actualmente se encuentra en Pinamar, tras haber pasado por Mar del Plata y Villa Gesell, en tanto se espera que la segunda sea finalizada y puesta a punto en los próximos días para comenzar a operar y llegar a los lugares más alejados del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here