Saldrá de la cárcel porque su hijo tiene discapacidad

Hoy se define si es trasladado a la Cárcel de San Rafael.

La medida se basó en que el pedido lo hacía un padre que cumplía el rol de cuidador principal de su hijo menor con discapacidad.

Archivo.
Archivo.

La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal hizo lugar al pedido de la Procuración Penitenciaria de la Nación de ordenar el arresto domiciliario de un detenido con un hijo menor de edad con discapacidad.

Fuentes judiciales informaron a NA que la determinación la tomó la Sala I, integrada por los jueces Ana María Figueroa (presidenta), Mariano Borinsky y Gustavo Hornos (vocales).

En el fallo, con fecha de 25 de agosto, se detalló que «el 25 de Agosto de 2016 la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal ordenó hacer lugar a los recursos de casación interpuestos por la Fiscalía general y la defensa oficial a los efectos de que se anule la resolución dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal número 3 por medio de la cual no hacía lugar al pedido de arresto domiciliario.

La medida se basó también en que el pedido lo hacía un padre que cumplía el rol de cuidador principal de su hijo menor con discapacidad. Para así resolver, la Cámara tuvo en consideración la particular situación del hijo menor de edad que padece Trastornos Generalizados del Desarrollo, Trastorno del Espectro Autista y epilepsia, siendo el padre quien, previo a su detención, se encontraba a cargo del mismo y conformaba su principal núcleo de contención y tuvo por acreditado el retroceso que presenta el niño desde que fue separado de su padre.

La Procuración Penitenciaria de la Nación se presentó en calidad de «Amicus Curiae» exponiendo cuestiones de hecho y derecho del caso.

En la presentación efectuada por este organismo se destacó que el hijo menor de edad con discapacidad pertenece a un colectivo vulnerable y sujeto a la máxima protección estatal, por lo que en consecuencia las acciones estatales y de la sociedad deben dirigirse hacia la promoción y preservación de los derechos de los niños.

Así, se afirmó que el arresto domiciliario no tiene fundamento en la persona del condenado sino en la integridad física y mental de su hijo menor de edad que presenta una discapacidad grave y que necesita revincularse con su padre.

«Habiendo el peticionante brindado consideraciones acerca del objeto procesal de las presentes actuaciones, considero que corresponde tener por incorporada su presentación en carácter de amicus curiae en las presentes actuaciones», afirmó Hornos.

En tanto, Borinsky se basó en la inexistencia de controversia entre lo requerido por la asistencia técnica del interno y lo dictaminado por la fiscal, puntualizando a Hornos, que de acuerdo a principios constitucionales «la pena privativa de la libertad cumplida en la modalidad domiciliaria constituye una fórmula más adecuada, conforme a los elementos que han sido enunciados en los párrafos precedentes, con el objeto de dar mejor cumplimiento a los fines que son propios de la pena morigerando los efectos sobre los derechos del niño que se encuentran particularmente en juego según fuera descripto».

Por su parte, Figueroa rechazó el recurso de casación interpuesto por la defensa oficial como así también el presentado por el Ministerio Público Fiscal.