En Salta, el equipo de Coudet, con goles de Montoya y Ruben, derrotó 2-0 al Gallito en octavos de la Copa Argentina. El Canalla espera en cuartos de final por Boca o Lanús.

16-09-digitales-rosario-centralSALTA (DyN) — Rosario Central pasó a los cuartos de final de la Copa Argentina porque impuso su indiscutible jerarquía y batió al Deportivo Morón 2-0 en el Estadio Padre Ernesto Martearena, en Salta.

El 1-0 ante el equipo que milita en la Primera B Metropolitana lo aportó Walter Montoya, a los 8 minutos del segundo tiempo, al rematar desde fuera del área grande y doblegar a Nicolás Angelotti, luego de que la pelota pegara en la cara inferior del travesaño ante de continuar su viaje hacia el fondo de la red.

El 2-0 fue un golazo, dado que el colombiano Teófilo Gutiérrez manejó con frialdad y talento un contraataque, hizo la pausa, buscó el espacio adecuado entre dos oponentes y le dio el balón servido a Marco Ruben para que el capitán sumara su reconocida capacidad y le diera una mejor y más elocuente forma al éxito y pase de ronda.

Este triunfo le permitirá a los Canallas medirse en la próxima etapa con el ganador de la llave que componen Boca Juniors y Lanús.

Los auriazules salieron al terreno con brazalete negro y lo mismo hizo el cuerpo tecnico que encabeza Eduardo Coudet, en un gesto de solidaridad y respaldo para el ex defensor de la entidad Pablo Alvarez, quien en las primeras horas del día sufrió el fallecimiento de su esposa, Anabela Balzano, como consecuencia de una enfermedad.

A Central sólo le faltó el gol en la primera mitad. Guiado por el creativo Giovani Lo Celso el equipo del Chacho Coudet manejó la pelota durante la mayor parte de los 45 minutos, pero a la hora de definir falló.

Oportunidades no le faltaron. Ruben perdió dos mano a mano ante Angelloti y también cabeceó desviado desde inmejorable posición tras una precisa asistencia de Lo Celso, quien también tuvo una chance con un zurazo cruzado que se fue besando el segundo palo.

Por su parte, Morón casi no inquietó al uruguayo Sebastián Sosa. Trató de jugarle de igual igual a la escuadra auriazul, pero poco a poco se fue replegando y apostó a algún contraataque salvador que nunca llegó.

En el comienzo del segundo tiempo el Canalla estuvo a centímetros de ponerse en ventaja, porque hubo una asistencia de Montoya para Teo Gutiérrez y el remate rasante del de Barranquilla pegó en el poste derecho.

Pero el gol se concretó en el minuto 8, porque Lo Celso presionó y le quitó el balón a Rodrigo Díaz y habilitó a Montoya, quien buscó el espacio y disparó con eficacia.

En el quite del talentoso mediocampista centralista hubo un empujón en perjuicio de Díaz, que el árbitro Silvio Trucco no consideró como tal.

A partir de entonces, el Gallito fue máxima voluntad, aunque con pocas ideas, mientras los rosarinos se conformaron con esperar una réplica o un remate desde la media o larga distancia para intentar garantizar el objetivo cumplido. Así, Central celebró la lógica clasificación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here