Como imputado, Cavallo efectuó el martes una declaración ante el tribunal que juzga si se cometió delito durante el megacanje de la deuda externa en el gobierno de la Alianza, que habría consistido en beneficiar a los bancos que participaron de la operación.

cavalloEl ex ministro de Economía durante las presidencias de Carlos Menem y Fernando de la Rúa, declaró en el juicio en el marco de la causa en la que está acusado por «negociaciones incompatibles con la función pública».

Cavallo sostuvo en la indagatoria que el «Megacanje» fue una decisión que se adoptó para resolver una «compleja situación» que travesaba el país: «era la única forma de evitar el default».

El ex funcionario realizó un repaso de la situación económica que atravesó el país desde la década de 1980 e hizo hincapié en el denominado «Plan Brady», una estrategia adoptada para que los países de América Latina principalmente puedan reestructurar su deuda.

«Argentina logra ingresar al Plan Brady en 1993, luego de ordenar el desastre económico y de recuperar la confianza de los argentinos» dijo Cavallo. Habló, además, de la ley de consolidación de pasivos, por la que se le dieron bonos previsionales a los jubilados y bonos hidrocarburíferos a las provincias.

También explicó la denominada «Crisis Tequila» de 1995: «Argentina fue ayudada por 20 bancos que le prestaron dinero y también por las principales empresas del país». Según el ex funcionario, los préstamos ascendían a 2000 millones de dólares y fue por eso que en 1996 «se recuperó la inversión». Afirmó, además, que la mayoría de los bonos fueron colocados luego de su renuncia al gobierno de Fernando de la Rúa. «Luché contra las mafias y me fui peleado con Menem porque no me daba suficiente apoyo», denunció.

El ex ministro calificó su llegada al gobierno de la Alianza, a principios de 2001 como «inesperada». «Me reuní con muchos banqueros, pero sólo han demonizado a (David) Mulford y a mí», en relación a uno de los imputados en la causa. «A todos los demás bancos que participaron los han sobreseído de responsabilidad», recordó y expresó que es «absurdo» que se utilicen declaraciones de Mulford para acusarlo.

Explicó que su idea era una «reestructuración total de la deuda» pero que no tenía el apoyo político. «Para llevar adelante ese plan había que poner como garantía el fondo de créditos públicos pero para Elisa Carrió eso era una traición a la patria», recordó Cavallo.

Dijo además que el default fue culpa de la pesificación y no del Megacanje: «dieron un golpe institucional a un gobierno y en diez días hicieron desastres». «No veo ningún elemento que respalde la acusación, sólo tuve interés por proteger a la Nación», se defendió el ex ministro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here