El canciller Héctor Timerman aseguró ayer en la conferencia de prensa que brindó en el Palacio San Martín que el Gobierno hará, “a través de la Justicia, todas las acciones legales necesarias para evitar que se avance en la construcción de una represa” en la provincia de Corrientes, en referencia a la represa que proyectan construir las empresas Copra S.A., propiedad del vicepresidente del Grupo Clarín, José Aranda, y Adecoagro, de George Soros, sobre el Arroyo Ayuí .

Timerman aseguró que la represa Ayuí Grande “puede ser violatoria del medio ambiente y del derecho internacional” y advirtió que “la Argentina no va a convalidar la violación de un tratado internacional”, en relación con el río Uruguay.

Durante doce minutos, el jefe de la diplomacia argentina repasó las acciones gubernamentales vinculadas con el emprendimiento en Corrientes.

Así, mencionó que llamó el miércoles al canciller de Uruguay, Luis Almagro, para informarlo del “potencial efecto” que tendría la construcción de la represa, y adelantó que lo visitará próximamente para interiorizarlo del tema.

Además, Timerman dijo que envió una carta al gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, en la que le pidió que “no avance en la construcción” de la obra.

“La Argentina no va a convalidar la violación de un tratado internacional”, expresó Timerman, para quien “la mera construcción” de la represa supone un “impacto” al ambiente.

Por su parte, el abogado de los asambleístas de Gualeguaychú, Luis Leissa, afirmó que el proyecto arrocero impulsado Aranda y Soros, en la cuenca del arroyo Ayuí, “debe someterse al Estatuto del Río Uruguay” porque “puede dar pie a que Uruguay diga que hay acciones que impactan sobre el río”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here