Limpian acequias en la ciudad

Limpieza de acequias 21La Municipalidad de San Rafael comenzó intensos operativos de limpieza para erradicar en su totalidad la basura que se acumula en las mugrientas acequias del centro de la Ciudad. Plásticos, pañales, bolsas, botellas, juguetes rotos, zapatillas
y muchas hojas de los árboles, copan sin descanso las cunetas que, en muchos casos, obstaculizan el normal curso del agua, que termina encontrando un atajo en las veredas. Esperan contar con la colaboración de los vecinos.

Limpieza de acequias 11“Es que hay vecinos y gran cantidad de comerciantes, que las usan como basurero; hoja que cae, hoja que tiran a la acequia”, dijo con indignación el Director de Servicios Públicos, Roberto Peña. Un vecino que salió a la vereda añadió que, en la zona de la Terminal de Ómnibus, hay empresas de micros que arrojan bolsas completas con lo que les sobra de los viajes de corta, media y larga distancia.

En estos momentos, unos 30 obreros municipales se sumergen en las entrañas de la basura para hacer una limpieza profunda en las cunetas y en los puentes. Están equipados con palas, horquillas y barredoras manuales. Esperarán luego el milagro: que por mucho tiempo se mantengan limpias, intactas, y que no deban repetir los trabajos, perjudicando la tarea en otras zonas de San Rafael.

La elección de la fecha del inicio de la limpieza de acequias, tiene su fundamento, según Peña: “Esperamos a que los plátanos desprendan la mayor cantidad de hojas posible, para empezar con la actividad”. Posteriormente vendrá el lavado de las acequias, que se logra al echar a andar el agua de riego.

El funcionario reclamó a la población que colabore en el mantenimiento de las acequias; “necesitamos de su compromiso, los sanrafaelinos no podemos permitir que la mugre nos gane la batalla del cuidado del medio ambiente”.

La Ciudad de San Rafael tiene 750.000 metros lineales de acequias. Las máquinas y obreros municipales recogen, mensualmente, 7.500.000 de kilos de basura: Dos tercios de esta cifra corresponden al barrido diario, levantado de escombros y limpieza de acequias y el tercio restante a la recolección domiciliaria. A esto hay que sumarle los desperdicios que se generan en los 17 distritos del departamento.