Caen un jefe policial y tres efectivos por darle protección a un prostíbulo

frente del inmueble usado como prostíbulo

También fue arrestados un abogado y el hermano de una madama, que está prófuga junto al otro regenteador del local. Los acusan de explotar al menos a 15 mujeres.

prostibulo protegido por jefe policia lanusUna madama, su hermano, cuatro policías, entre ellos un jefe, y un abogado. ¿Qué tienen en común? Todos aparecen como sospechosos en una trama de prostitución que contaba con protección de las fuerzas de seguridad y que ya tiene seis detenidos, y dos prófugos.

Los detenidos son el jefe y un efectivo del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Lanús, un agente del CPC de Quilmes y un miembro de la División Informática de la Bonaerense, que fueron arrestados junto a un abogado y el hermano de la madama conocida como “Yamila”, acusado de facilitar y explotar ilegalmente al menos un prostíbulo de la zona sur del Gran Buenos Aires.

Las detenciones se concretaron ayer por pedido de la fiscal María Delia Recalde, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 de Delitos Sexuales, Informáticos y Conexos a la Trata de Personas de Lomas de Zamora, por orden del juez de Garantías N°3 José Luis Arábito; y con participación de personal de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense.

Tras ser apresados, los seis acusados se negaron a declarar. Los policías imputados, ya desafectados de la fuerza, fueron identificados por la Justicia como el actual jefe del CPC de Lanús, Marcelo Roque Lizzano (48); otro efectivo del mismo CPC, Darío Damián Belcastro (36); un miembro de la División de Informática de la Policía bonaerense, Roberto Ariel Burgos (31); y Ariel Hugo Comba (32), del CPC Quilmes.

Mientras que los otros dos detenidos son el abogado Daniel Antonio Morales (41), dueño de uno de los prostíbulos de Lanús investigados; y Manuel Rubén Contardo (61), hermano de la prófuga Yolanda del Carmen Torino, alias “Yamila” y encargada del prostíbulo homónimo. Hay otro sospechoso que también es buscado por la Justicia y que fue identificado como David Samuel Moreno, alias “Colorado”, acusado de regentear los prostíbulos bajo investigación.

En la causa, que comenzó hace unos dos años, se investigan seis hechos. El primero ocurrió entre julio y septiembre de 2014, y en el que “Yamila”, Moreno y Contardo están acusados de promocionar, facilitar y explotar el ejercicio de la prostitución de al menos 15 mujeres en un local situado en Hipólito Yrigoyen 3070 de Lanús. Los investigadores creen que los imputados contaban con la participación de otras cuatro personas, una mujer y tres hombres, uno de los cuales actualmente presta servicio en la Prefectura Naval Argentina, pero para el que no se labró orden de detención.

Otro de los hechos de la causa abarcó el inmueble de Yrigoyen 3070, entre abril y septiembre de 2014. Morales, dueño de la propiedad, está acusado de alquilarles el local a Moreno y “Yamila” a sabiendas de que se facilitaba la prostitución. También al abogado se lo acusa de estafa, por haber presentado ante la Justicia un contrato de locación falso, agregaron los voceros.

En cuanto a los policías detenidos, a Lizzano, Belcastro y Burgos se los acusa por un caso ocurrido entre el 30 de junio y el 7 de julio de 2014, cuando estaban en funciones en la comisaría 1a de Lanús, por no haber comunicado a la UFI 9 de la posible existencia de locales donde se explotaba la prostitución, uno de ellos el de Yrigoyen al 3070. Y en su lugar, dieron intervención al juez Correccional N°5 de Lomas de Zamora, Rubén Baca, “con la finalidad de brindar impunidad” a “Yamila”, Moreno y Contardo.

Fue este magistrado quien ordenó el 28 de agosto de 2014 allanar el local aunque estos policías, junto a Comba, quedaron imputados de haber insertado “datos falsos” en las actas de secuestro y requisa para proteger a los encargados del prostíbulos. Además, los acusados Belcastro, Burgos y Comba ratificaron luego los datos de esas actas en sus respectivas declaraciones como testigos ante el juez Baca, por lo que también fueron imputados de “falso testimonio”, además de “falsedad ideológica e incumplimientos de deberes de funcionario público”, añadieron los voceros.

 

 

 

 

 

Agcia Telam