El malargüino se prepara para su defensa mundialista y ante el público mendocino derrotó en el sexto asalto al colombiano Luis Doria

No es un lugar más para el Cotón. Fue allí, donde hace casi tres años Juan Carlos Reveco se consagró por primera vez campeón mundial de los minimoscas AMB, cuando derrotó al tailandés Nethra Sasiprapa.

El estadio Vicente Polimeni lo inspira al malargüino. Por eso anoche uno de los mejores del planeta en minimoscas volvió a presentarse en el estadio cubierto de Las Heras y ante el público mendocino regaló otro nocaut. Esta vez fue ante el colombiano Luis Doria y en una divisional superior, los moscas.

Por eso el Cotón no puso en juego su cinturón de la Asociación y este combate lo realizó pensando más en su próxima defensa, el 24 de julio ante Armando Torres y en México.

Anoche sin dudas Reveco demostró que unos kilos de más no lo perjudican en su calidad boxística. Desde el primer round comenzó a imponer su potencia y con el correr de los minutos fue demoliendo al colombiano Doria. Trabajo arriba, pero sobre todo abajo, fueron aflojando las piernas del Trencito que sufrió más de la cuenta ya que su rincón se empeñó en no tirar la toalla a pesar de estar recibiendo una paliza por parte del mendocino.

Los ganchos al hígado (fueron una marca registrada de Pablo Chacón y el Cotón hace lo mismo) hicieron tambalear a Doria en la segunda vuelta y no cayó a la lona de casualidad. Por round -comparativamente- Reveco tiraba 20 manos y metía 15, mientras que Doria alcanzaba a lanzar sus brazos sin conectar seriamente.

Así la diferencia era tremenda y no tardó en llegar la acertada decisión del árbitro de parar el combate. En el minuto y 58 segundos del sexto asalto, el árbitro Juan Pons se interpuso entre ambos para darle la victoria a Reveco por nocaut técnico. Una correcta maniobra porque en estos casos ya se pone en peligro la integridad física de un boxeador que está parado sin capacidad de reacción ni reflejos y justo enfrente de un pegador duro como el malargüino.

El objetivo ahora para Reveco será bajar el peso que le queda hasta los minimoscas y defender su título interino en México. El destino final es unificar con Giovanni Segura, el otro campeón AMB de los minimoscas.

En el semifondo, un sólido Cano.

Juan Carlos Cano es otro gran talento del boxeo mendocino y lo volvió a demostrar en la división pluma. El tunuyanino, pupilo de Pablo Manzanita Estrella, derrotó por nocaut en la primera vuelta al santafesino Jonathan Sañudo.

La pelea duró exactamente 2 minutos y 2 segundos, tiempo en que Cano recibió un ataque de Sañudo que lo neutralizó con un terrible gancho al hígado. El golpe fue tan certero que Sañudo cayó de rodillas al suelo y se paró a la cuenta de siete. Pero el siguiente ataque sería fulminante para el visitante porque Cano volvió a castigar en el mismo lugar y la segunda vez fue nocaut.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here