La construcción del moderno centro cultural, demandará una inversión cercana a los 900.000 pesos.

Un recital de la folclorista Juanita Vera, un concierto de la Filarmónica de Mendoza o una obra de teatro, tendrán un ámbito adecuado de presentación en Villa Tulumaya, el centro administrativo del departamento de Lavalle, cuando dentro de 3 meses concluya la construcción de un moderno centro cultural, con una inversión cercana a los 900.000 pesos.

La obra, en pleno desarrollo, es el resultado de un acuerdo firmado entre el municipio lavallino y el Ministerio de Trabajo de la Nación, con la participación también de la Subsecretaría General de la Presidencia; la Secretaría de Cultura de la Nación y el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa).

Los fondos y el proyecto ejecutivo son federales, pero la realización de los edificios tiene mano de obra local y lo que es más interesante, procede de jóvenes que no tenían ocupación, y de esta manera aprenden los secretos de la construcción, pero además quedan comprometidos a terminar la instrucción primaria y/o secundaria.

Estos emprendimientos -denominados Casas de la Historia y la Cultura del Bicentenario- se ejecutan en todo el país. Ya hay 20 en construcción, cuatro de las cuales están en nuestra provincia. Además del departamento norteño, instalaciones de este tipo se hacen en Junín, Guaymallén y San Martín, explicó el gerente de Capacitación Laboral Mendoza de la cartera laboral nacional, Diego Petignano. Próximamente entrará un pedido para encarar la sede de General Alvear.

El de la zona norte está en plena ejecución sobre la calle doctor Fleming, al lado del Centro de Educación e Investigación Lavalle (CEIL) y de tres escuelas, con lo que ese lugar de la villa quedará definido como un polo cultural, educativo y recreativo.

Lo interesante de esta propuesta es que el edificio que albergará diversas expresiones del arte, está siendo construido por 16 muchachos, que integran el programa «Jóvenes con más y mejor empleo».

Los jóvenes que construyen este espacio cumplieron dos etapas de capacitación. Una teórica sobre métodos constructivos y la restante, en desarrollo actualmente, es la construcción propiamente dicha del edificio, bajo la conducción de un equipo técnico especializado. Los beneficiarios reciben un salario de $ 1.600 por 6 meses, se los proveyó de un kit de herramientas, elementos de seguridad y ropa de trabajo.

Jesús Cáceres (22), uno de los operarios, contó que tiene la primaria concluida y quiere hacer el secundario, con el objetivo final de seguir la carrera de arquitectura, ahora que estos estudios se podrán hacer en el Estado. Él, y su amigo Pablo Calda (23), están trabajando y aprendiendo los secretos de la albañilería, a la orden del capataz de obra, Gilberto Carmona, y de una capacitadora, la arquitecta Carina Bragagnolo (36).

«Los instruyo en lo que concierne a la obra gruesa (excavaciones, armado de estructuras, realización de mezclas, etc), es decir, los vamos formando como ayudantes del oficial albañil», relató la joven profesional. El avance de obra se encuentra en 65% a 70%. Calda, otro de los alumnos-obrero, fue sincero: «Sabía poco y nada de construcción, pero con la práctica me encuentro capacitado para levantar una pared y llenar una viga».

Los artistas de la zona están expectantes frente a la posibilidad de inaugurar estas instalaciones y dieron su parecer. La Casa de Historia y la Cultura de Lavalle tendrá una superficie cubierta de 550 m2, con estructura de hormigón armado y ladrillo con cubierta metálica y revestimiento del piso en granito. En la nave central, el edificio albergará un auditorio con capacidad para 160 personas y un escenario móvil, además de un hall con sala de exposiciones, boletería y un pequeño bar.

Fuente: DGE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here