Lo aseguraron desde el movimiento 15M, que desde hace cinco días acampa en el centro de Madrid, ante un posible desalojo policial. Aunque la Junta Electoral prohibió las manifestaciones para este fin de semana, las protestas se extienden a dos días de los comicios.

«Si entran a desalojar, haremos resistencia pasiva», así lo comunicó uno de los portavoces del movimiento 15M, que mantiene un acampe desde el pasado domingo en la madrileña Puerta del Sol. Temen un desalojo policial tras la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de prohibir todas las protestas previstas para este fin de semana.

La prohibición de la JEC de cualquier tipo de manifestación en la víspera electoral provocó el efecto contrario ya que las protestas por el actual modelo político y económico se diversificaron por las ciudades de España.

A medida que pasan las horas, crece el número de «indignados» que forman parte del denominado movimiento 15M con epicentro en Madrid, la capital ibérica. Al grueso de los manifestantes, que son jóvenes, se les suman jubilados y desocupados que reclaman mejoras sociales.

La decisión de mantener los acampes y las concentraciones previstas para este fin de semana colocaron al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en un aprieto. «Interior actuará con inteligencia», anticipó el mandatario.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se quedará en Madrid, en lugar de dar el último mitin de campaña en Cádiz, para gestionar las respuesta a las protestas.

La acampada de la Puerta del Sol creció considerablemente y se están recogiendo firmas para mantenerla de manera indefinida, según consigna ElMundo.es.

«El próximo sábado, día 21 de mayo de 2011, continuará el ejercicio de reflexión colectiva entre todas las personas asistentes a las reuniones espontáneas acaecidas durante los últimos días. No se pedirá en ningún momento el voto para partido político alguno y mucho menos se tratará de influir en la decisión individual de cada persona, ni interferir en el derecho que tienen los ciudadanos y ciudadanas a ejercer el voto, no afectando así a la campaña electoral», comunicaron en desde el 15M en respuesta a la prohición de las prtotestas durante la veda electoral.

También convocaron a la ciudadanía para expresar su descontento en un «grito mudo» a las 0.05 horas de la madrugada del viernes al sábado. Instan a la gente a acudir a la estatua del Oso y el madroño, una escultura de la segunda mitad del siglo XX ubicada en Madrid, con cinta para taparse la boca.

Asimismo, anunciaron que durante todo el día se darán «abrazos gratis» en la la Gran Vía para «consolarnos por la crisis».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here