El director técnico Claudio Borghi, quien en las próximas horas firmará su contrato con Boca Juniors, pretende incorporar al mediocampista chileno Matías Fernández, que juega en el Sporting de Lisboa, y al delantero Ismael Sosa, que estuvo en Argentinos Juniors pero su pase pertenece a Independiente, club que lo tasó en 3.000.000 de dólares. Además, tiene en la mira al ex arquero de Independiente Fabián Assmann.

El entrenador que se consagró campeón con el club de La Paternal, en el último torneo Clausura, tiene previsto rubricar su convenio laboral-fijado en un año, a cambio de 750.000 dólares para todo el cuerpo técnico- esta tarde o mañana, y de inmediato será presentado por las autoridades de Boca Juniors, en la sala de conferencias de La Bombonera.

Borghi se quedará en el país, pese a que el plantel boquense emprenderá mañana por la tarde una gira por los Estados Unidos, donde jugará el 23 ante Los Angeles Galaxy, el 26 frente a The Sounders, en Seattle , y el 29 ante el Pórtland Timbers.

En este periplo, el equipo será dirigido por el entrenador interino Roberto “Tito” Pompei,a y tras el regreso de la gira, el plantel quedará licenciado hasta el 14 de junio próximo, mientras que Borghi permanecerá aquí para ir delineando el nuevo Boca.

El futuro equipo podría contar en sus filas con dos figuras que juegan en el fútbol europeo y que son el ex arquero de Independiente Fabián Assmann, que ataja en la Unión Deportiva Las Palmas, de la segunda división española, y el mediocampista chileno Matías Fernández.

Fernández es pretendido por Borghi para ser el titular en caso de que no pueda jugar el enganche Juan Román Riquelme, ya que se encuentra convalesciente de una operación en la rodilla izquierda, y su recuperación le demandará unos tres meses.

En el diálogo que mantuvo con el presidente de Boca Juniors, Jorge Amor Ámeal, Borghi según las fuentes consultadas pro Télam, también le expresó que está decidido a jugar con tres defensores, un esquema no tradicional en Boca, por lo que su sistema sería un 3-4-1-2

Para ocupar el arco xeneize, Borghi, según los informantes, habría deslizado el nombre de Fabián Assmann, a quien conoce de su paso por Independiente, en 2008, por lo que las autoridades de Boca comenzaron a indagar en España las condiciones para intentar negociar un préstamo del futbolista.

Otro de los jugadores pretendidos por el futuro entrenador xeneize es el delantero Ismael Sosa, que fue el goleador de Argentinos Juniors, pero como jugó a préstamo en ese club, ahora deberá volver a Independiente, club que tasó su pase en 3.000.000 de dólares.

Debido a que el mediocampista Leandro Gracián, que jugó en Independiente a préstamo debe volver a Boca, es que los dirigentes xeneizes van a intentar una negociación por Sosa ofreciendo a Gracián como parte de pago del pase del jugador.

Según el proyecto presentado por Borghi a Ámeal, el futuro equipo de Boca estaría integrado por Fabián Assmann o Javier García, en la valla; mientras que la línea de tres la compondrían Ezequiel Muñoz, Matías Caruzzo y Juan Insaurralde, que llegaría a Boca proveniente de Newell´s Old Boys de Rosario.

En el mediocampo, Borghi expresó que le gustaría que el mendocino Jesús Mendez juegue por el sector derecho, en el medio el chileno Gary Medel, junto con Sebastián Battaglia – que se recupera de una operación de osteocondritis- y Luciano Monzón, y como enganche jugaría – Juan Román Riquelme o sino el chileno Matías Fernández.

En el ataque la prioridad la tiene el atacante Pablo Mouche pero debido a que se harán negociaciones por Ismael Sosa, por pedido de Borghi, es muy probable que la delantera esté integrada por Mouche o Sosa y Martín Palermo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here