Una empresa especializada en servicios a través de la nube reveló que las máquinas superaron por primera vez a los humanos en términos de tráfico en internet.

Según Incapsula, el 51% del flujo en la red lo generan programas automáticos que en su mayoría se dedican a labores «malignas» o «delictivas» en internet, como el robo de datos de tarjetas de crédito o espionaje corporativo.

Expertos alertan además que a medida que se conecten más aparatos a la red la presencia humana irá perdiendo terreno frente al flujo generado por las máquinas.

El dato no sorprende a expertos en seguridad en internet como Juan Manuel Corchado, decano de la facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca y director del Master en Seguridad en Internet (CERTYRED).

«Se trata de máquinas buscando a otras máquinas que no tienen seguridad, a través de las cuales se envía correo basura (spam) a otras máquinas. Es un tráfico automático, aunque claro está, detrás de las máquinas hay personas», explicó a BBC Mundo.

De acuerdo al informe de Incapsula, el 31% de este flujo tiene fines malintencionados, ya que procede de hackers, rastreadores o espías.

Tras analizar los datos compilados en unas 1.000 páginas de internet con una media de entre 50.000 y 100.000 visitas mensuales, se concluyó que el mayor porcentaje de»delincuentes virtuales» (19%) está conformado por software espías, como las llamadas «cookies», que se dedican a robar datos para ser empleados en campañas de marketing.

Por otro lado, figuran todas aquellas herramientas que emplean piratas informáticos dedicados a cometer delitos (5%), sistemas que permiten el robo de datos personales, infecciones con programas malignos (malware) o ataques que terminan bloqueando o cerrando una página en internet.

Le siguen los «ladrones de contenidos» (5%) que son unas páginas de internet conocidas en inglés como scrapers. Estas páginas roban contenidos que han recibido gran número de visitas en internet y los presentan en sus sitios para atraer visitas y generar ingresos a través de la publicidad.

Por último, y con una incidencia del 2%, están los correos basura, que en casos extremos puede llevar a los incautos a sufrir los nocivos efectos de un virus informático.

Pero no todo el tráfico que generan las máquinas es maligno, el resto procede de los motores de búsqueda que se dedican a hacer filtrados, indexaciones y otras actividades que permiten que los usuarios humanos podamos realizar búsquedas más rápidas.

Según Juan Manuel Corchado, gran parte de este fenómeno se debe a lo provechosa que resulta la red en campañas de marketing.

«No es un marketing dirigido a un usuario concreto, sino a miles de millones de usuarios cuyos emails están en bases de datos. Hacer un anuncio de televisión cuesta caro pero enviar miles de mensajes a usuarios es gratis», apuntó.

«Actualmente, nosotros ofrecemos cursos dirigidos a impedir que las empresas utilicen los servidores de otras empresas o nuestros correos electrónicos con fines delictivos. Esto ocurre con mucha frecuencia».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here