El agua es un líquido vital que debido a varios factores como: contaminación, cambio climático y su desaprovechamiento, se ha ido convirtiendo en un bien escaso en nuestro planeta. Limitar su consumo es responsabilidad de todos y podemos empezar ahorrando agua en nuestro hogar.

En la actualidad existen modernas instalaciones para baños y cocinas que ayudan a economizar este recurso. Hay electrodomésticos como lavadoras o lavavajillas que vienen con sistemas incorporados de ahorro de agua y energía.

Sin embargo, existen muchas otras maneras de ahorrar agua, atendiendo unos sencillos consejos:

• Revise los grifos o las instalaciones hidráulicas de su casa para ver si hay alguna fuga en las tuberías, llaves o en las uniones. Un grifo que gotea constituirá muchos litros perdidos a lo largo del día.

• Mientras espera que salga el agua caliente de la regadera, coloque unos recipientes para que no se desperdicie el agua fría que sale, la cual podrá usar después para regar o lavar el auto.

• A la hora de bañarse, cierre las llaves cuando se enjabone y también cuando lave los platos, cuando se afeite o se lave las manos o dientes.

• Utilice solo un recipiente lleno para lavar su carro, en lugar de una manguera, pues con ella puede gastar unos 50 litros.

• Barra las aceras o veredas con una escoba, en vez de hacerlo con el chorro de agua.

• Riegue las plantas en la noche, para evitar que el sol evapore el agua.

• Si tu inodoro es de los que consume entre 16 y 20 litros de agua en cada descarga, conviene cambiarlo por modelos más nuevos que consumen aproximadamente 6 litros en cada descarga. Un truco casero si no disponemos de estos sistemas, es introducir en el tanque del inodoro una botella con peso, que al reducir la capacidad del depósito, hará que no se desperdicie tanta agua.

• En la actualidad encontramos grifos y electrodomésticos como lavadoras o lavavajillas, con sistemas de ahorro de agua y energía. En la medida de lo posible tratemos de utilizar este tipo de modelos.

• Reutilizar el agua es una buena opción para ahorrar. Por ejemplo puede reservar el agua donde coció las verduras y regar con ella las plantas. También puede recoger el agua de la lluvia que puede ser útil para muchos otros usos domésticos (menos para el consumo humano, obviamente).

10 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here