«Cuando mueras lo celebraremos», les decían entre insultos y vejaciones. Siete personas fueron arrestadas, entre ellas la mujer de un senador, presidenta de la fundación a cargo del asilo. Las imágenes pueden herir su sensibilidad.

 

Según la Guardia de Finanzas, que tiene horas de grabaciones sobre el maltrato al que eran sometidos los ancianos, «la situación era infernal» en un geriátrico de Sanremo, en el golfo de Génova (noroeste de Italia), según la Guardia de Finanzas.

Les tiraban del cabello, les doblaban en dos para hacer la cama, los zarandeaban como si fueran muñecos de paja, les golpeaban los brazos atrofiados y las piernas encogidas… los ancianos, ante semejante saña, apenas podían protegerse la cara con las manos.

Algunas imágenes muestran el maltrato de varias enfermeras a un anciano cuando lo acuesta. En otras escenas, una mujer mayor con evidentes gestos de dolor es sometida a distintos vejámenes.

Hasta 42 ancianos -35 de ellos con algún tipo de minusvalía- fueron sometidos a maltratos. Todos ellos eran mayores de 60 años, no autosuficientes, con problemas de motricidad, o enfermos de Alzheimer. Además, vivían en unas «condiciones higiénicas indecentes».

Muchos familiares han denunciado además que a sus familiares les faltan objetos personales. Una mujer denunció hace unos días, después de que se difundieran estos videos, que  su madre estaba vestida con ropas que no eran suyas, y que faltaban algunos objetos.

Cuatro trabajadores sociales y dos enfermeras han sido ya arrestados, y dos personas más están bajo investigación. La directora de la residencia de ancianos y la presidente de la fundación que posee el hospicio están, por otra parte, bajo arresto domiciliario. Esta administradora se llama Nasi Rosalba, tiene 58 años y es la esposa, del senador Gabriele Boscetto, del PDL, el partido de Berlusconi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here