El acto de cierre de campaña del candidato en Ciudad de Buenos Aires del Frente Amplio Progresista (FAP) tuvo lugar en el microestadio del club Ferrocarril Oeste, ubicado en Avellaneda 1240, en Caballito.

Binner estuvo acompañado por los primeros cuatro candidatos a diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires del FAP: Claudio Lozano, Roy Cortina, Cristina Calvo y Humberto Tumini.

«Estamos construyendo esta herramienta política para ser gobierno de este país, con una gran vocación y confianza», afirmó el lider de FAP.

Resaltó la figura de Alfredo Palacios, primer diputado socialista de América por la ciudad de Buenos Aires, donde cerró su campaña. “Es un cierre federal”, dijo.

«Venimos de un cierre multitudinario como el del Luna Park, el del Gran Rex, transitamos todo el país visitando distintas realidades con la gente, todo con la convicción de tener un país de una riqueza extraordinaria, por lo material y por sus mujeres y hombres, por lo humano», explicó.

«Al ver esa realidad nos damos cuenta cuán justo es construir este frente progresista, que necesita la sociedad argentina».  «Las convicciones nos han amalgamado», dijo Binner, y agregó: «creemos en nuestro país, en la sociedad en su conjunto. Nos merecemos una realidad mejor donde no se separe lo económico de lo social, donde todo se integre».

«Escuchamos el valor de una bolsa de trigo pero no el de una vida digna, el valor de los niños, el de la juventud. Esa es una gran diferencia con el gobierno nacional. Nos interesan los números de una economía que tiene que aprovechar este momento extraordinario donde el mundo precisa lo que a nosotros nos sobra», aseguró.

«Tenemos un programa creíble y realizable. Y los equipos técnicos para gobernar este país. Estamos espiritualmente integrados a lo que necesita nuestra sociedad», sostuvo en el microestadio de Ferro.

«No hay patrones ni jefes, sino una gran voluntad de confluir y de tener una Argentina mejor», dijo Binner sobre el espacio que lidera. «O profundizamos este modelo con diez millones de pobres, donde un millón de jóvenes no estudia ni trabaja, o los jubilados no llegan a fin de mes, o vamos por el camino de la construcción, complejo y difícil, pero eso necesita que estudiemos cada vez más, y que tengamos equipos mejores. A los desesperanzados hay que decirles que se acerquen, a construir, esta Argentina celeste y blanca que nos merecemos todos», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here