«El precio de cumplir con mi deber», así Ernesto Sanz salió a desmentir las acusaciones de Pérez Corradi, quien aseguró que el dirigente radical recibió dinero a cambio de la remoción de un juez.

sanzA través de las redes sociales el ex Senador, salió al cruce de las acusaciones del presunto autor intelectual del Triple Crimen, Ibar Pérez Corradi, quien aseguró que ‘Sanz recibió 200 mil dólares a cambio de destituir al juez Federico Faggionato Márquez’.

«Estoy orgulloso de haber promovido la destitución de Faggionato Márquez, podría decir que es uno de los logros que tengo en mi carrera política», dijo el radical.

EL TEXTO COMPLETO:

NADA NUEVO, EL PRECIO DE CUMPLIR CON MI DEBER.
Acusarme de recibir dinero a cambio de promover la remoción de un juez corrupto, fue lo último que hicieron en 2010 quienes, desesperados, intentaron salvar del juicio político al entonces juez Faggionato Márquez.
Ayer, seis años después y en un marco de desesperación similar, volvieron a hacerlo. Con las mismas herramientas: ninguna prueba y mucha voluntad de ensuciar. Lamentablemente es así, cuando las mafias pierden el poder, quedan a la intemperie repartiendo acusaciones y mentiras sin descanso.
Estoy orgulloso de haber promovido la destitución de Faggionato Márquez; podría decir que es uno de los logros que tengo en mi carrera política: promoví la remoción de un mal juez, un juez que no reunía las condiciones morales para impartir justicia y que fue condenado por unanimidad a raíz de una gran cantidad de delitos efectivamente probados.
En tiempos de grieta, cuando todo era blanco o negro, conseguí que todos los miembros del jurado del juicio político, oficialistas y opositores, votaran su destitución; no por mí, sino por la solidez y contundencia de las pruebas.
Lo digo todo el tiempo y lo seguiré repitiendo, soy un argentino orgulloso del cambio que vive el país, cambio político que también es cambio cultural y moral. Si pelear por un país mejor y más limpio implica soportar acusaciones infundadas, lo haré orgulloso.
Hay una frase que aunque muy repetida, conserva absoluta vigencia, “ladran Sancho, señal que cabalgamos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here